Jueves, 04 de Junio de 2020

Otras localidades

Aquellos maravillosos discos

La música no va en serio

No todo iba a ser en los 70 cantarle al amor o a los cambios sociales de nuestro país. Reivindicamos los temas frívolos que marcaron una época

La película de 'Los Pajaritos' aprovechó la popularidad de la canción de María Jesús y su acordeón

La película de 'Los Pajaritos' aprovechó la popularidad de la canción de María Jesús y su acordeón / Cadena SER

¡Cuántas tardes de pan con chocolate después del colegio, de vasos de leche viendo la televisión! Heidi es intergeneracional, como le pasó a otra serie que en los 70 y décadas posteriores nos tenía pegados a la pantalla: La Pantera Rosa.

Los niños de entonces disfrutaban con los dibujos animados, pero también con algunas canciones que tuvieron gran éxito y no solo entre los oyentes de corta edad. Temas frívolos, con poco mensaje y con estribillos que se asimilaban fácilmente al habla popular. La demostración de que la música no tiene por qué ir en serio y que puede hacer que pasemos un gran rato.

Un ejemplo de lo que hablábamos era el ‘Achilipú’de Dolores Vargas, que se podía cantar en el patio del colegio, en el coche de viaje, en la oficina o haciendo la comida. Si alguien sabe lo que significa la canción, que levante la mano. Y ya que estamos con rumba, era Peret el que cantaba a esto que hablamos, lo de usar la música únicamente para disfrutar con su ‘Canta y sé feliz’.

Claro que en un repaso por las canciones facilonas que nos hacían bailar, especialmente a los más pequeños, no puede faltar la circense e internacionalmente conocida de ‘Los pajaritos’,del acordeón de María Jesús. Si alguno de ustedes no ha bailado, o lo ha intentado al menos, esta canción, que salga de la sala.

Por cierto, no busquen eso de ‘pajaritos por aquí, pajaritos por allá’, porque (¡oh, sorpresa!) no está en la canción, sino que fue una perversión del populacho que no se sabía la canción. Ya que estamos con animales, nos vamos con Micky y su peculiar ‘La gallina’. Si pueden, no se pierdan el video.

Ya ven que son canciones que no pasaron a la historia por la profundidad de sus letras, pero sí por su impacto en las mentes de todos los españoles, que sin querer se veían cantando temas extremadamente pegadizas. Y ya si uno iba en coche, ni les cuento. Que se lo digan a Moncho Alpuente y su‘Hombre del 600’.

Hubo canciones realmente memorables que nos hacían pasar momentos divertidos. Y hubo verdaderos retratos sociales desde la ironía y el cachondeo general que nos proporcionaban grupos como Ramses, Isaías y Pantaleón, auténticas caricaturas humanas que canturreaban eso de ‘La portera de mi casa’.

Solo sacaron un disco, pero mostraron a España que se podían juntar tres amigotes para cantar canciones populares sin mayor pretensión que la carcajada general. Una estrategia diferente, pero un fin muy parecido, tenía el actor Fernando Esteso, que a su filmografía y sus risibles escenas de humor añadía canciones no aptas para tertulias filosófico-políticas de alto nivel. ‘El zurriagazo’ dará vergüenza a algunos, provocará lágrimas de risa a otros, pero a nadie deja indiferente.

Pero volvamos a esos artistas que no eran ni mucho menos humoristas, que no querían distorsionar la música, pero sí pretendían subir el ánimo, que fuéramos un poco más felices con sus canciones sin necesidad de echar mano siempre de los amores perdidos o la situación convulsa de la sociedad. Y lograron que generaciones varias incorporasen a su lenguaje expresiones como‘El baúl de los recuerdos’, que tan bien interpretaba Karina.

Esta veinteañera ‘ye-yé’ de eterna y angelical sonrisa, todavía ahora superando las setenta primaveras, participó en programas precursores de los ‘Operación Triunfo’ de ahora, como Pasaporte a Dublín, y a finales de los 60 tenía enamorada a media España. Ahora bien, si de actitud ‘ye-ye’ hablamos, seguro que recuerdan los pequeños grandes movimientos de Salomé en el ‘Vivo cantando’.

Hasta en ocho idiomas diferentes se grabó este tema que ganó el festival de Eurovisión de 1969, aunque empatando con otras tres canciones. Otra canción de esas de ‘buen rollo’ que marcó la historia de aquellos años se compuso un año antes de la mano del actor y cantante argentino Palito Ortega. Era ‘Corazón Contento’, que luego también popularizó Marisol.

Venga, y vamos cerrando esta fiesta musical con otro tema que coreaban los asiduos a los guateques: ‘Carmen’, del grupo andaluz Trébol, que no tuvo mayor repercusión que la de este single y uno de cuyos miembros acabó perdiendo la cabeza y asesinando a su padre con una estaca porque “era el diablo”. Vaya historia…

Pero cumpliendo la tradición nos tenemos que ir con el gran grupo que formaron los Fórmula V, expertos en canciones de amor pero también en temas animados, listos para cualquier reunión de amigos, incluso si esta tenía más alcohol del aconsejable. ¿O es que no recuerdan la canción ‘En la fiesta de Blas’?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?