Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Aniversario

Un cuarto de siglo sin la figura icónica de Cándido, Mesonero Mayor de Castilla

Hoy se cumplen 25 años de la muerte de Cándido López, considerado como el primer cocinero mediático. Cerca de 2.000 personas acudierón, aquel 16 de agosto de 1992, a dar el último adios al mesonero

Cándido durante el trinchado del cochinillo con el borde de un plato

Cándido durante el trinchado del cochinillo con el borde de un plato / RADIO SEGOVIA

Al hablar de Segovia siempre vienen a la memoria tres iconos reconocibles que son asociados con la ciudad. El Acueducto, Pedro Delgado y Cándido el Mesonero.

Hoy se cumplen 25 años de la desaparición del hostelero que innovo en la hostelería y abandero los nuevos movimientos en la cocina tradicional, como comenta su nieto y continuador de su obra Cándido López. Después vendrían movimientos como la nueva cocina vasca o la cocina internacional en la que España es uno de los principales referentes.

Y es que Cándido fue el primer cocinero mediático, en una época en la que protagonizaba día sí y día también el noticiero del Nodo. No en vano el sociólogo y experto en gastronomía Lorenzo Díaz le denomino el “El Galán del Nodo” al salir casi más que el propio general Franco. Visibilizando la gastronomía Segoviana y la ciudad. Y que su labor como embajador de la vieja ciudad castellana había hecho más por Segovia que todos los planes de la Unión Europea. Una época en la que no eras nadie en España si no habías comido en Casa Cándido. El mesón es un museo del que cuelgan en sus paredes buena parte de la historia del país. Retratos de la visita en 1947 de Evita Perón. Rodajes de cine que acercaban a Segovia a lo más granado del panorama cinematográfico. Sofía Loren, Cary Grant, Orson Welles o Edward G. Robinson. Además de una pléyade de intelectuales, escritores, deportistas, periodistas y políticos que disfrutaban de un buen cochinillo y vino en un modorro. Sin olvidar a los miembros de la familia Real asiduos visitantes del Mesón.

Un dieciséis de agosto la luz de Cándido se apagó. Su figura con la pipa en la boca, calada la boina, apoyado en la barrera del bicentenario coso de la carretera de la Granja para acudir a la fiesta de los toros de la que era gran aficionado quedaba en la retina de los cerca de 2.000 personas que acudieron hasta la plaza del Azoguejo para dar el último adiós al Meso Mayor de Castilla.

Cándido López recuerda como el día del fallecimiento de su abuelo fue el propio Rey de España, Juan Carlos I, el que telefoneo a la familia para transmitirles su consternación.

Un cuarto de siglo sin la figura del mesonero nacido en Coca tierra de emperadores. Seguro que con la socarronería que le caracterizaba, tendría alguna opinión certera respecto a la última polémica surgida con el acueducto a cuyos pies Cándido fraguó su figura imborrable.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?