Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

81 años sin Federico

La cantaora Carmen Linares da voz a las víctimas de la barbarie en el aniversario de la muerte del poeta

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena; la cantaora Carmen Linares; y la diputada de Memoria Histórica y alcaldesa de Alfacar, Fátima Gómez, ante el monolito del Parque García Lorca de Alfacar que recuerda a Federico García Lorca y a todas las víctimas de la Guerra Civil /

La cantaora Carmen Linares ha prestado su voz este jueves al recuerdo de los represaliados y por tangos, bulerías y granaínas ha imprimido el embrujo del cante jondo a los versos de Miguel Hernández, Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca para conmemorar el 81 aniversario del asesinato del granadino.

Lo ha hecho en un acto que ha comenzado con un minuto de silencio para recordar a las víctimas de los atentados de Barcelona y condenar los hechos, la "sinrazón" que ha vuelto a atacar a España, ha dicho el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena.

El juego de luces y sombras que dibuja al anochecer el parque Federico García Lorca de Alfacar (Granada), diseñado para honrar y recordar al autor de Yerma, ha vuelto a atrapar hoy el eco de sus versos en el acto institucional que cada 17 de agosto organiza la Diputación de Ganada para recordar el asesinato del dramaturgo.

Este parque, ubicado en el entorno en el que el fue asesinado Lorca hace ahora 81 años, ha servido un año más para recordar su legado, anhelar las obras que quedaron sin escribir y recordar al resto de las víctimas que, como Federico, murieron por la represión.

El monolito que recuerda a este granadino universal y al resto de asesinados se ha vuelto a llenar de flores rojas y blancas para marcar el inicio del tradicional homenaje al poeta, protagonizado este año por la cantaora jienense Carmen Linares (Linares, 1951).

La luna que tanto simbolismo tuvo para Lorca se ha ausentado del cielo cuajado de estrella que se ha sumado a un homenaje en el que se han vuelto a ver algunas banderas republicanas ante el escenario del parque lorquiano, custodiado por versos y pinos.

El presidente de la Diputación de Granada, que organiza el acto lorquiano, ha subrayado la apuesta tajante por defender a las víctimas del franquismo y recordar a todos los que murieron, como Lorca, por sus ideas, y mimar así a las familias y a los que se fueron ante de saber "lo que ocurrió con sus seres queridos".

Entrena ha recordado a aquel Federico de 38 años asesinado en algún lugar cercano al que hoy le ha rendido homenaje y ha subrayado que su muerte fue "un acto criminal que se mantuvo olvidado y silenciado durante mucho tiempo" por un "manto de silencio y de vergüenza" que se rompe, como esta noche, con arte y versos.

Más de medio millar de personas han participado de este acto, diseñado para recuperar el espíritu de sus inicios en 1986 y en el que familiares de las víctimas y asociaciones memorialistas han recordado al resto de represaliados.

Entrena, que se ha apoderado de los versos de Lorca para pedir a los asistentes que se alejen de tristezas y melancolías porque "la vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar", ha recalcado el compromiso de la Diputación con "Lorca y con todos los que, como él, cayeron bajo el fuego de la brutalidad".

A los otros 'Federico' los ha recordado Juan Álvarez Jiménez, nieto de una víctima de la Guerra Civil, que ha rememorado cómo mataron a su abuelo en Santa Fe (Granada) sin que la madre de la víctima, que dejó viuda y tres hijos, pudiera conocer su paradero.

"La luna es un pozo chico, las flores no valen nada... lo que valen son tus brazos cuando de noche me abrazan". Y así, por tangos y con el Zorongo gitano de Lorca en la potente voz de Carmen Linares, los versos del autor de Yerma se han entrelazado con palmas, requiebros y la guitarra de Salvador Gutiérrez, con las líneas que escribieron Juan Ramón Jiménez y Miguel Hernández, para que nadie caiga en el olvido.

Linares ha vuelto, dos décadas después, al mismo enclave en el que protagonizó junto a la ronca voz del actor Paco Rabal, aquel homenaje a Lorca y ha recubierto de arte por tangos, granaínas y bulerías los versos de los tres autores.

La cantaora, que este año ha recibido el Pozo de Plata que entrega el Patronato Federico García Lorca, ha cantado para, verso a verso, evitar que nadie caiga en el olvido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?