Últimas noticias Hemeroteca

Tres años sin subvenciones de la Comunidad contra el Sida

Las asociaciones denuncian que han tenido que sobrevivir sin cobrar y que los retrasos condenan al cierre de algunas

La presidenta de la Comunidad de Madrid durante la presentación de la Gala SIDA, el pasado mes de julio /

Las asociaciones sin ánimo de lucro que luchan contra el Sida en la Comunidad de Madrid llevan tres años sin recibir subvenciones del Ejecutivo regional. Las ONG denuncian que los retrasos están condicionando los proyectos que desarrollan en la región con pacientes VIH y que el ahogo condena al cierre a las agrupaciones más pequeñas. Pese a sus protestas celebran que el Gobierno de Cristina Cifuentes haya publicado a la vez las ayudas correspondientes a los proyectos de 2015 y 2016.

Un caso de estas agrupaciones con problemas económicos es el Colectivo San Blas, que trabaja con drogodependientes infectados con VIH y desarrolla campañas de prevención en este distrito de la capital desde hace 30 años. "Nuestra situación económica es muy precaria", explica Almudena Hernanz, coordinadora de proyectos de la asociación, "si la Comunidad se pone al día con las subvenciones podremos dar continuidad al proyecto, si no cerraremos definitivamente en diciembre", sentencia. Hernanz ha asegurado que los proyectos del colectivo no se han dejado de hacer, pero sí han tenido que disminuir horarios, sueldos y hasta llegar a despedir a las trabajadoras sociales. "Hemos dejado de hacer acompañamientos y hemos cerrado el local que antes abríamos a diario", especifica. Para la coordinadora de la asociación la situación ha sido especialmente preocupante en San Blas, donde su trabajo "no ha bajado" en estos últimos años "En los años de la crisis, las necesidades de las personas que atendemos, que son muy vulnerables, han sido todavía mayores," zanja Hernanz.

Aunque el grado de afectación no es igual de grave para todas las asociaciones, desde CESIDA Madrid (la Coordinadora Estatal de VIH y SIDA) asegura que llevan años denunciando los retrasos y cómo estos condicionan su labor. "En 2009 protestamos contra los recortes en las ayudas de Esperanza Aguirre [entonces presidenta de la Comunidad], en 2014 recogimos firmas para protestar por los retrasos y desde hace dos años hemos intensificado nuestras acciones en la calle", explica la coordinadora de la entidad en la región Reyes Velayos. Considera "positivo" que la Comunidad haya hecho caso a algunas de sus peticiones, a pesar de que lleve "muchísimo retraso en las convocatorias específicas de VIH". Velayos afirma que el caso del Colectivo San Blas no es único y que hay más agrupaciones donde ha habido despidos y en las que los empleados han tenido que trabajar de forma voluntaria. "Para entidades pequeñas, que dependen de las subvenciones de la Comunidad de Madrid o el Ayuntamiento, que las ayudas se retrasen tres años supone condenarlas al cierre", sentencia.

La coordinadora de CESIDA Madrid considera que "no es suficiente" con sacar unidas estas dos convocatorias, sobre todo cuando en la región se registran el 25% de las nuevas infecciones. La entidad no entiende que no exista un compromiso serio por parte de los sucesivos regionales para acabar con un problema de salud pública "endémico" en la Comunidad. Además, lamenta que la convocatoria se haya hecho pública en agosto, con la dificultad que puede suponer su tramitación para algunas ONG. Por eso espera que desde el Gobierno regional agilicen los trámites para que el dinero llegue a las asociaciones lo antes posible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?