Jueves, 13 de Agosto de 2020

Otras localidades

¿Adiós a veinte años de ocupación?

El Ayuntamiento de Camargo quiere acabar con el poblado de chabolas de Alday, en Maliaño pero el realojo de sus ocupantes en viviendas de alquiler no convence a las ocho familias que quedan en la zona.

imagen de un poblado chabolista.

imagen de un poblado chabolista. / Cadena Ser

Más de veinte años, hace que varias familias de origen gitano residen en un poblado que se levantó cuando los ocupantes en la zona de la Ría Del Carmen, tuvieron que dejar este espacio por la construcción de un parque.

En este tiempo, la construcción de diferentes infraestructuras ha reducido el número de ocupantes, hasta apenas ocho familias que viven en la zona de Alday en un foco de insalubridad.

El Ayuntamiento de Camargo quiere acabar con esta situación que asegura se ha vuelto insostenible. Además de las condiciones infrahumanas en las que conviven sus habitantes, se dan problemas de seguridad ciudadana, con altercados permanentes en la zona.

La fórmula que ha ideado el Consistorio, es realojar a sus ocupantes en viviendas de alquiler o de alquiler con opción a compra, para lo que ha abierto una línea de subvenciones de hasta 7500 anuales por solicitud y por un plazo máximo de tres años.

El Consistorio cuenta con 50.000 euros al año dentro del Programa de erradicación del chabolismo en el municipio para acciones de este tipo. El problema surge ante la negativa de las familias que viven en esas chabolas, que no quieren irse.

Y no lo quieren hacer, según explica el presidente de la Plataforma Romanés, Alfredo Vargas si no se les realoja en un lugar donde puedan continuar con su actividad económica que se basa en la chatarra. Además, quieren que las ayudas que se les otorguen sean acordes a sus ingresos y más duraderas en el tiempo.

Vargas afirma que es inadmisible lo que se está haciendo por parte de las instituciones con estas familias que viven entre ratas y en una situación de insalubridad total por lo que no descartan tomar acciones legales.

Por parte del Ayuntamiento, su alcaldesa explica que la situación que se vive diariamente en ese poblado es insostenible y la medida adoptada por el Consistorio pretende ofrecer una oportunidad a las familias gitanas que allí viven.

Eso sí, Esther Bolado ha querido dejar claro que en ningún caso se les puede ofrecer a los afectados, una vivienda en propiedad, pero si ayudas que alcanzan los 7200 euros anuales por solicitud, además del compromiso de estudiar cada caso de manera individual y favorecer realojos casi personalizados.

El objetivo es pasado ese periodo las familias puedan soportar el gasto del alquiler de las viviendas de realojo o incluso llegar a comprarlas. Y es que, la alcaldesa aclara que se trata de familias que sí cuentan con ingresos económicos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?