X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

El Parlament tramita de madrugada la segunda ley de ruptura

  • La mesa de la cámara admite a trámite la ley de transitoriedad jurídica pero la oposición pide su reconsideración
  • El pleno se retomará a las 10:00 horas para analizar estos recursos tras aprobarse la Sindicatura Electoral
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell (c), junto a la secretaria cuarta, Ramon Barrufet (i), sale de la última de las múltiples reuniones entre la mesa y la junta de portavoces en el Parlament / Marta Pérez (EFE)

La Mesa del Parlamento catalán ha admitido a trámite esta madrugada la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república, la principal ley de desconexión con el Estado impulsada por Junts pel Sí (JxSí) y la CUP. El acuerdo se ha adoptado al filo de la una de la madrugada, con los votos a favor de los cuatro miembros de JxSí en la Mesa, incluida la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el voto contrario de los representantes de Ciudadanos y el PSC y la abstención del representante de Catalunya Sí Que Es Pot.

La oposición en el Parlament, sin embargo, ha pedido la reconsideración de la admisión a trámite por parte de la Mesa, en cuya reunión el secretario general de la cámara catalana, Xavier Muro, ha advertido a los presentes de que la tramitación de esta ley está afectada por los autos del Tribunal Constitucional (TC) sobre el proceso soberanista. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de hecho, ha vuelto a suspender el pleno para reunir de nuevo la Mesa, que deberá valorar, entre otras cosas, la petición del PSC para reconsiderar la admisión a trámite de la ley de transitoriedad. Finalmente, se ha reanudado el pleno para la aprobación de la Sindicatura Electoral y han dejado para este jueves a primera hora resolver estos recursos. El pleno se retomará a las 10:00 horas.

¿En qué consiste la ley de transitoriedad?

  • El texto consta de 89 artículos, que regulan aspectos como la nacionalidad catalana, el proceso constituyente o el sistema judicial de la hipotética República Catalana, que se empezaría a construir la semana después del referéndum.
  • Esta ley prevé que todos los funcionarios del Estado que trabajen en Catalunya pasen a depender la de Generalitat, manteniendo sus funciones y su sueldo, y también recoge una amnistía judicial para los encausados por el ‘procés’. El Govern desarrollará a través de cinco decretos aspectos como la asunción de la seguridad en las fronteras.
  • Es una ley de transición porque pretenden que sea temporal hasta que un nuevo Parlament establecería un nuevo marco legal. También la han llamado "fundacional" de una nueva república catalana.
  • La ley define la hipotética Catalunya independiente como una "República de Derecho y social" y, en cuanto a la nacionalidad, prevé que sea compatible tener la doble (por ejemplo, la catalana y la española), y además, tal y como ya avanzó la Cadena SER, lo pone más fácil para que puedan acceder a ella los inmigrantes no comunitarios.
  • Además de estos 89 artículos que recoge la ley, también está previsto que el Govern apruebe cinco decretos que regularán algunos elementos esenciales, por ejemplo, cómo se tomará el control y la seguridad de las fronteras en la hipotética República Catalana. Y aunque, de entrada, los independentistas asumen todo el ordenamiento legal español, en uno de estos decretos se derogarán leyes actuales, como podría ser la Ley Mordaza o la Ley Wert.
  • En cuanto a la justicia, el documento que se registrará prevé crear un sistema propio en los cinco días posteriores al referéndum, un sistema que transforma el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el Tribual Supremo, que también asumiría las funciones del Constitucional.
  • Y en lo que respecta a funcionarios, la previsión de los independentistas es que todos aquellos que ahora estén sueldo de la administración del Estado pasen a depender de la Generalitat, aunque también hay previsto un mecanismo de contratación exprés para cubrir las vacantes de aquellos empleados públicos que no reconozcan como válida esta transición.
  • La ley también regula el llamado proceso constituyente, que, según sus planes culminará más o menos dentro de un año con la aprobación de la hipotética Constitución catalana. En este tiempo habrá un proceso participativo, unas elecciones constituyentes, y un nuevo referéndum de esta carta magna.