Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 28 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Sigue el minuto a minuto de toda la información sobre el coronavirus
Remo

Orio da un vuelco histórico

Los agilutxos ganan 10 años después la Bandera de la Concha tras sacar 24 segundos a Bermeo en la segunda jornada. San Juan repite victoria por 4º año seguido tras pasar por encima de Hibaika

Los remeros de Orio y las remeras de San Juan celebran sus victorias en la bandera de la Concha 2017

Los remeros de Orio y las remeras de San Juan celebran sus victorias en la bandera de la Concha 2017 / Juan Herrero (EFE)

Segunda jornada de la Bandera de la Concha histórica la que se ha vivido este domingo en la bahía donostiarra. Y de claro color amarillo. Orio ha dado un vuelco a la regata espectacular y ha conseguido una remontada histórica, de esas que tardarán mucho tiempo en olvidarse. Los agilutxos eran los terceros en discordia, parecían los invitados a la fiesta del mano a mano entre Bermeo y Hondarribia por la bandera. Pero se convirtieron en los ganadores con toda la justicia del mundo, después de un largo de vuelta sencillamente memorable, y en el que han saltado por los aires todas las previsiones que pueden existir en el mundo del remo. Lo que ha hecho Orio es sentar unos precedentes para que nadie nunca más de por muerto a ninguna de las traineras que queden por detrás tras la primera jornada de la Concha.

Orio perdía nueve sengudos, tenía que adelantar a dos botes para ganar. Y lo hizo. Y ganó. Desde el principio sabía que tenía opciones de meterse en la pelea por la bandera, gracias a las condiciones de la mar, muy movida y con mucho viento lo que ensuciaba de forma determinante la ola de más de dos metros del campo de regateo. Unas condiciones que dejaban el resultado final en una total incertidumbre. La organización se pensó seriamente suspender la segunda jornada. Pero al final se decidió remar. Y el espectáculo arraunlari lo agradeció. Aunque fue una regata muy dura, muy complicada, muy larga. En la que pasaron muchas cosas, demasiadas.

Hondarribia remaba por la calle 1 y era el más perjudicado por el sorteo de balizas, algo que le penalizaba de tal manera que casi se le descartaba para el triunfo final. La calle 1 era la peor, aunque la Donostiara hizo un gran trabajo en la primera tanda. Pero fue un espejismo, porque por esa calle la Ama Guadalupekoa sufrió mucho, se quedó pronto a 10 segundos y a partir de ahí de forma inexorable le fueron cayendo los segundos hasta quedar tristemente fuera de la regata. Sin opciones Hondarribia, Orio apuraba las suyas. La calle 2 era buena y lo quería aprovechar. Bermeo iba por la calle 4, la que todos decían que era la mejor, pero que al final no se demostró que así fuera.

Orio salió a mandar desde el principio y mantuvo un pulso tenso con Urdaibai hasta la ciaboga. En baliza exterior Orio no fallaba, pero sí lo hacía la Bou Bizkaia, que se abría demasiado y perdía mucho tiempo. Pero a la vuelta recuperaba hasta ponerse a un segundo. Y entonces pasó lo extraordinario. En apenas minuto y medio, Orio se montaba literalmente en tres olas que le espoleraron al triunfo final. Su patron, Gorka Aranberri, se la jugó, y enfiló hacia la calle 0, en vez de cruzar el campo de regateo para ir hacia la calle 4, como todos esperában. Y en ese todo o nada se llevó la bandera. Fue determinante. Porque pudo coger ese arreón en minuto y medio con el que llegó a sacar 20 segundos a Bermeo, que se hundía y nada podía hacer por reducir la diferencia. La bandera se iba para Orio, que entraba mandón en la bahía donostiarra, subido en otra ola que le dio otros cuatro segundos de ventaja. Un espectáculo impresionanbte. Un vuelco histórico. Una regata que se recordará mucho tiempo.

Categoría femenina: San Juan remonta

Por su parte, en categoría femenina, las batelerak de San Juan remontaban los 2,66 segundos que tenñia perdidos con respecto a Hibaika, ganador de la primera jornada. Todo en una regata que se bogó en condiciones completamente diferentes a la de la primera jornada. Se hizo con el formato contra el crono, porque había problemas con las balizas 2 y 3, que no se podían volver a balizar.

En esas condiciones tan complicadas, con una mar muy revuelta y un viento que hacía casi impobsible controlar el bote, San Juan fue quien mejor se adaptó, fue siempre a bloque, con una remada muy alegre, sin permitir que la Erreka botara en exceso y ganó con total autoridad a Hibaika, que a pesar de partir con la ventaja de conocer los tiempos de sus rivales, nunca estuvo cómodo remando en esas condiciones tan complicadas. Cuarto triunfo seguido para las batelerak, que hace historia en la Concha al líderar el palmarés femenino, por delante de la selección de Galicia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?