Lunes, 16 de Mayo de 2022

Otras localidades

La Columna

Un espectáculo soberbio

La guerra entre el consistorio alicantino y la conselleria de Economía viene de largo y a lo ojos de los ciudadanos es incomprensible y absurda

Dicen los clásicos que la soberbia es el peor de los siete pecados capitales o si prefieren, uno de los peores vicios. Y en política, la soberbia -por otra parte, muy extendida- no deja de ser el peor de los males, sobre todo por las consecuencias de las decisiones.

CEPYME

El día en el que el presidente Ximo Puig se sube a la tribuna de Les Corts para anunciar la inversión de 700 millones de euros para la construcción de 200 colegios e institutos y la reforma de otros 500; y cuando anuncia que se va a apostar por la Ciudad de la Luz para convertirla en un distrito digital que atraiga empresas innovadoras; desde la Conselleria de Economía van y se empeñan en quitarle las portadas remitiendo al Ayuntamiento de Alicante un requerimiento para que pidan la apertura comercial durante la Volvo Ocean Race.

Con lo que sigue la guerra con el consistorio alicantino, que viene de largo, y que a lo ojos de los ciudadanos -da igual quien fue primero; quien fue el huevo o la gallina- es incomprensible; absurda; al margen de que ambas partes mantuvieran posturas divergentes sobre las aperturas comerciales.

Ahora la pelea es: quien debe pedir el decreto; si unos u otros. Y ni unos ni los otros quieren dar su brazo a torcer.

Ya ven un espectáculo soberbio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?