Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Cuatro años sin poder dormir por el graznido de un millar de pájaros

Cientos de vecinos del Sector Literatos de Tres Cantos desesperados por una bandada que vive y grazna cada noche frente a sus viviendas

Dormidera de grajillas /

Imaginen intentar dormir cada noche con el sonido de un millar de grajillas. Vienen de comer del vertedero de Colmenar Viejo, paran en los árboles de Los Camilos y terminan en cuanto anochece en los árboles más altos del Sector Literatos de Tres Cantos donde han formado dormideros. Los vecinos no pueden más, especialmente los que ocupan los pisos más altos de cuatro edificios de esta zona del municipio, la más antigua y la más poblada.

Nieves relata que llegaron hace cuatro años, pero el número de pájaros no para de crecer, anidando ya no sólo en los árboles sino también en los tejados de los edificios.“Graznan durante una hora cuando llegan y otra hora cuando se van pero encima hay picos a lo largo de la noche”, relata esta vecina.

Persianas bajadas, ventanas cerradas – también en verano -, tapones o renunciar a descansar en tu dormitorio e instalar un colchón en el salón más alejado de la fachada que da a este dormidero de grajillas, son algunas de las medidas que toman cada día los vecinos.

A Nieves le preocupa que la desesperación de la gente les lleve a poner en peligro a niños o animales de compañía pues ya se ha lanzado algún cohete que las ahuyenta– “durante un rato, siempre vuelven”- o empieza a oírse la amenaza de poner veneno en las jardineras.

Además del problema de ruido, también se quejan de la higiene, puesto que cada mañana aparece toda la zona llena de los excrementos de cientos de aves.

Los vecinos han puesto varias quejas ante el ayuntamiento de Tres Cantos y esta semana la portavoz de C´s en Tres Cantos, Araceli Gómez ha anunciado que ha llegado un acuerdo con el ejecutivo local y el resto de grupo políticos presentes en la Comisión de la Ciudad para que todas las áreas municipales trabajen juntos en un plan específico de actuación.

Gómez reconoce que el principal problema es que son una especie autóctona y apuesta por conseguir que se desplacen a una zona no poblada, “no eliminarlas”.

El concejal de Medio Ambiente, Valentín Panojo ha reconocido que los servicios técnicos municipales llevan años analizando la situación y buscando una empresa que plantee una fórmula respetuosa con el medio ambiente y que sea efectiva,“sin provocar que la dormidera se vaya a otro sector de la ciudad”. Se trata de acabar con el problema no de trasladarlo.

Panojo ha enviado un mensaje a los vecinos; “el tema está sobre la mesa y se solucionará lo antes posible”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?