Últimas noticias Hemeroteca

Una enorme bola de toallitas colapsa un canal de saneamiento en Donostia

El tamaño del tapón de toallitas es equivalente al de seis automóviles

En Euskadi se retiran al año más de 2.400 toneladas de toallitas higiénicas de sus redes de saneamiento, lo que supone un sobrecoste de un millón de euros en reparaciones. A pesar de que en su etiquetado se asegure que son degradables, las toallitas están elaboradas a partir de un material textil que no se degrada, atascando así las infraestructuras de saneamiento. Un grave problema para las redes de saneamiento de toda Europa, donde se han formado enormes tapones de toallitas durante los últimos meses.

El presidente de la estación depuradora de Loiola, a donde llegan las aguas residuales de 313.000 ciudadanos, aseguraba el pasado mes de julio en el programa A vivir que son dos días Euskadi que tirar toallitas por el retrete es un serio problema capaz de dañar las estructuras de acero de la planta. Por esa misma razón, Enrique Noain hacía un llamamiento para que no se arrojen al inodoro. Al mismo tiempo, pedía responsabilidades al Ministerio de Industria para que tome medidas.

Una bola de toallitas bloquea uno de los grandes colectores de la ciudad

A pesar del llamamiento, los problemas en Euskadi continúan. Recientemente se ha colapsado uno de los tres grandes colectores de Donostia. Se trata de una de las vías rápidas para la expulsión de las aguas residuales de la ciudad, que cuenta con una longitud de tres kilómetros y medio y una altura de más de 1,60 metros. Según afirman fuertes locales, el colector se enfrenta al mayor colapso que se recuerda.

La red de aguas de Añarbe ha sido bloqueada por una masa compuesta por elementos de higiene personal entre los que destacan las toallitas higiénicas de base textil. Por esa misma razón, desde hace varios días, miembros de una empresa especializada trabajan en atajar el problema. Según informan fuentes de la red de aguas de Añarbe a Diario Vasco, el tapón tiene un tamaño de 75 metros cúbicos, equivalente a seis automóviles. Además, la bola se extiende por un tramo de cerca de un centenar de metros.

Por suerte, tal y como afirma la compañía, el atasco se ha formado a escasos metros de la estación depuradora, por lo que los empleados de una empresa especializada en trabajos en ambientes confinados han podido acceder rápidamente al origen del problema. Debido a la complejidad del tapón, los empleados tienen que extraer el tapón de forma manual.

La monstruosa bola de grasa de Londres

Esta noticia llega apenas unos días después de que la compañía privada de aguas Thames Water confirmara, a través de su cuenta de Twitter, que una "enorme y monstruosa" bola de grasa solidificada bloquea un amplio tramo del alcantarillado del este de Londres.

Los trabajadores continúan extrayendo una bola de grasa que tiene un peso de 130 toneladas (el equivalente a cuatro ballenas jorobadas) y es tan grande como dos campos de Wembley, unos 210 metros. Entre los principales causantes de esta bola se encuentra, una vez más, las toallitas higiénicas.

Por lo tanto, y pese a que una toallita higiénica no constituya ninguna amenaza, es recomendable tirar este producto a la basura para evitar futuros atascos. No alimentes al monstruo. La aglomeración de miles de toallitas provoca que se formen este tipo de tapones que ponen en riesgo a los principales colectores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?