Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Y que la vendimia vuelva a ser una fiesta

La I Gran Fiesta de la Vendimia, todo un éxito para aunar lo mejor del vino y la cultura

La pisada de la uva /

Tradicionalmente, la recogida de la cosecha siempre ha sido una fiesta. Por fin, después del trabajo de todo un año, los agricultores recolectaban el fruto de su esfuerzo. En el caso de la vendimia, no iba a ser menos, las familias recogían las uvas que pronto se convertirían en vino. Ahora, las cosas han cambiado, todo se ha profesionalizado. La fiesta ha dejado de ser familiar. Pero para conseguir recuperar la participación de todos los ribereños y además modernizar esa tradición, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha creado un nuevo concepto de festejo que pueda aunar lo mejor del pasado con lo mejor del presente.

Aranda de Duero ayer se levantó con ese típico olor a mosto que caracteriza a la vendimia, y no porque una procesión de tractores se agolpase en las bodegas con las que cuenta la villa sino porque el ambiente reflejaba un sentimiento de fiesta que hacía tiempo que no se respiraba en sus calles.

A media mañana comenzaba todo, últimos preparativos en la Plaza Mayor para que los conciertos fueran todo un éxito. Las winebars de las diferentes bodegas repartidas por cada esquina y los responsables de "A vivir que son dos días Castilla y león" ultimando los detalles para que a las 12, el programa regional pudiera retransmitirse desde el templete de la plaza arandina. Mientras tanto, por las calles del centro, pasacalles, espectáculos, charangas y carretas tiradas por bueyes cargadas con las mejores uvas de la Ribera del Duero... todo camino del punto central de la fiesta.

Diego Merayo y Quim Gutiérrez / Cadena Ser

Óscar Velasco y Quim Gutiérrez brindan con Ribera del Duero / Cadena Ser

Tras terminar el programa regional de Cadena SER, Rebeca Ruano, responsable de comunicación y eventos del Consejo Regulador, se encargaba de dar la bienvenida a los asistentes y presentar al embajador de la I Gran Fiesta de la Vendimia de Ribera del Duero: Quim Gutiérrez brindaba por el vino de la Denominación de Origen y la nueva cosecha. Pero el embajador no venía solo, porque para que una fiesta sea buena no solo necesita vino, siempre es mejor que venga acompañado por la mejor gastronomía. El cocinero segoviano Óscar Velasco, flamante ganador de dos Estrellas Michelín celebraba haberse convertido en el primer ribereño del año Tierra de Sabor.

Tras el pregón, el evento continuaba con el "concierto vermú" de Celtas Cortos.  Los pucelanos, declarados fans de nuestro vino, hicieron vibrar a la plaza que juntaba a gente de todas las edades disfrutando de las canciones que tantas veces habían escuchado de la voz de Cifu. Los Celtas terminaron dejando como relevo a los grupos Talento Ribera: Bye Bye Lullaby, Fizzy Soup y Modesty Blaise.

Las actividades con #EspírituRibera siguieron alargándose toda la tarde. Mayores, jóvenes y niños encontraron su parcela en la I Gran Fiesta de la Vendimia. A las 21:30, con la noche ya echada y tras un día de calor inesperado, sonaban en el recinto ferial los primeros acordes de Maldita Nerea que tocaban en un concierto que horas antes ya había colgado en la puerta el "sold out", todas las entradas estaban vendidas. Los murcianos nos contaban "el secreto de las tortugas" y nos invitaban a bailar con su "bailarina" particular.

Tras un gran aplauso del público, salían al escenario los componentes de Tequila que con más de cuarenta años en escenarios mostraban ayer la misma energía que el primer día. Las canciones más míticas del grupo acompañaban las copas que se servían en el winebar colocado en el recinto. Música de todos los tiempos aliñada con una canción de Los Rodríguez y que terminaba haciendo que todos "saltásemos" al ritmo del tema más conocido de Alejo Stivel y compañía.

Tequila en el Recinto Ferial / Cadena Ser

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?