Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Costas aportará gravas en tramos de la regeneración ya concluidos ante las pérdidas ocasionadas por los temporales

La concesionaria ha solicitado a la Policía Local autorización para el paso de vehículos pesados

El proyecto de regeneración de la costa que el Ministerio de Medio Ambiente ejecuta en la playa de Almassora sufrirá una modificación después de que el Servicio Provincial de Costas haya decidido aportar gravas en tramos de la playa de Benafelí en los que las obras se habían dado por finalizadas.

Con esta medida, los responsables del proyecto aspiran a compensar la pérdida de áridos que los temporales del último año han ocasionado en la playa. Para ello, la empresa concesionaria de las obras, ha solicitado en el Ayuntamiento de Almassora la autorización para el paso de camiones en la calle Ausiàs March, entre la calle Garbí y el Camí Benafelí.

La Policía Local deberá dar el visto bueno a este recorrido en el que la firma ya ha confirmado que situará a diversos operarios para que alerten a los conductores sobre el paso de vehículos pesados. Así pues, los planes de Costas pasan por depositar en la parte central de la playa de Benafelí, donde se ha producido la regresión, entre cuatro y cinco toneladas de gravas, un decisión que la edil de Playas, Amaya Gómez, ha celebrado.“En definitiva, esperamos que esta intervención tenga los efectos positivos que deseamos”, ha manifestado la concejala, quien también espera que “esto no retrase más las obras y puedan cumplir con el compromiso de acabar en octubre y dejar la costa de Almassora preparada para hacer frente a los episodios de fuerte oleaje que suelen producirse desde otoño”. Cabe destacar que Costas extrae actualmente los áridos de la Rambla de la Viuda.

Hasta diez toneladas de gravas deberán ser transportadas en las próximas semanas hasta la playa de Almassora, un recorrido que discurrirá por el Camí La Mar y el Paseo Marítimo, así como por los tramos indicado de la calles Ausiàs March y Camí Benafelí. Con la finalidad de garantizar la reparación de los posibles desperfectos que el paso de camiones pudiese producir en estos viales y a modo de fianza, la concesionaria depositó un aval de 30.000 euros el pasado año en la administración municipal.

Estos fondos permanecerán retenidos hasta pasados 12 meses del final de las obras para realizar las intervenciones que fuesen necesarias si el tráfico de estos vehículos produjese algún daño en el firme que no fuese evidente en un primer momento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?