Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Reactivan el litigio por el legado de Rafael Alberti

Un bufete de abogados de Zaragoza se reúne con la Diputación y el Ayuntamiento de El Puerto para determinar el paradero exacto del catálogo de obras

Dibujo de Rafael Alberti /

Tras años de silencio, el pleito inconcluso por el legado del poeta portuense Rafael Alberti, vuelve a tomar notoriedad. Un bufete de abogados de Zaragoza ha iniciado una nueva investigación para determinar la validez del último testamento del autor, considerado un “expolio” por su hija Aitana, y el número de obras exactas que contenía su catalogo (tanto de obras propias como de valiosos libros o pinturas de otros autores de la Generación del 27 que le fueron regalados).

Una experta del bufete zaragozano, que representa los intereses de la sobrina de María Teresa León, la primera esposa de Rafael Alberti, tiene previsto establecer mañana primeros contactos con la Diputación de Cádiz con el fin de obtener el certificado que detalla la relación de originales que la corporación provincial cedió en 1991 al Ayuntamiento de El Puerto para dar contenido al entonces proyecto de una casa-museo gestionada por la fundación creada años antes por la corporación provincial, que recibió la colección por expreso deseo del autor.

En una segunda fase, los expertos del gabinete zaragozano pretenden cotejar ese listado con las obras expuestas o custodiadas por la Casa de Alberti en El Puerto, con el fin de conocer si todas ellas siguen bajo control de la Fundación.

Fuentes consultadas en la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento portuense han coincidido en señalar su disposición a colaborar con los abogados porque se trata, en todos los casos, de “documentos públicos”.

El Ayuntamiento de El Puerto es el actual gestor de la Fundación Alberti, que se encuentra técnicamente inhábil tras la dimisión en 2010 de la, hasta entonces, presidenta de la entidad, la Viuda de Alberti, María Asunción Mateo. La sociedad acumulaba una deuda de unos 300.000 euros, que ha sido cubierta parcialmente por el Ayuntamiento con la intención de crear un nuevo órgano de gestión.

 

El testamento de Alberti

Junto al paradero de cada una de las piezas del catálogo, el testamento de Alberti ha sido cuestionado reiteradamente por las ramas familiares perjudicadas por el documento, la de su hija Aitana, que quedo prácticamente olvidada del reparto y las del resto de herederos de su primera esposa, María Teresa León, sin presencia en el mismo.

Según ha denunciado Aitana, hija de Alberti y María Teresa León, la última voluntad del artista solo le reconocía la propiedad de obras que, en vida, le había regalado su padre.

El testamento adjudicó a Aitana y sus hijas un original de Miró, otro de Robert Motherwell, cartas manuscritas y grabados de Picasso y Neruda, un dibujo de García Lorca, 33 cuadros de Alberti, los derechos de autor del poemario El amor y Los Ángeles y el manuscrito original de El cuaderno de Rute.

En su testamento Alberti cedió a su última esposa, Maria Asunción Mateo y los hijos de esta, David y Marta, entre otros, los derechos de La Arboleda perdida, Sobre los ángeles, A la pintura y Retorno de lo vivo y lo lejano. Además, les transmitió los derechos de Marinero en tierra y Ora marítima. En definitiva, las obras de mayor valor comercial, según la versión de Aitana.

A este reparto se llegó tras numerosas modificaciones realizadas por Alberti en sus últimos años de vida. Entre 1991 y 1996 registró diez testamentos distintos y el último y definitivo no reconocía, según los abogados de Aitana, la parte de herencia legítima y forzosa que le correspondería por derecho de sangre.

El último testamento firmado por Rafael Alberti fue registrado el 10 de diciembre de 1996 ante el notario Andrés Tallafigo Vidal. Se trata de un documento de ocho páginas en las que se detalla la última voluntad del poeta, cuando tenía 93 años.


Obra inédita

El prolífico legado de Rafael Alberti aún no ha salido a la luz en su totalidad. Su “musa” a finales de los años ’70 y principios de los años ’80, Beatriz Aposta, recibió como regado del portuense un voluminoso poemario, compuesto por unas 300 obras, y agrupado bajo el título de “Amor en vilo”.

Si bien algunos de esos poemas han salido a la luz en los últimos años, la mayor parte del libro continúa inédita. En caso de ser publicado, Aposta no recibiría ninguna remuneración económica porque el control de las publicaciones y los derechos de imagen de Alberti pertenecen a la sociedad “El Alba del Alelhí”, creada por María Asunción en vida del autor.

Poeta, pintor, dramaturgo, senador, luchador de los ideales de la izquierda, mito universal de la poesía de la Generación del 27, Rafael Alberti falleció a los 96 años de edad.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?