Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Bunbury, cómo hemos cambiado

‘Expectativas’ llega esta semana a las tiendas tras cuatro años sin novedades

Bunbury, durante un concierto / ()

Nada queda para conocer todos los detalles de lo nuevo de Enrique Bunbury. ‘Expectativas’, se llama, y exactamente eso es lo que ha creado tras cuatro años sin disco original que echarnos al oído. ‘La actitud correcta’ ha sido uno de los temas de adelanto y en el que vuelve el rock sin postureo, aunque con un punto de Muse y un pelo de Guns n’ Roses. Bunbury mantiene no obstante esa pátina de maestría que sólo pueden dar 30 años en lo más alto.

 

 

 

Tres décadas han pasado ya desde 1987, cuando conocíamos a un grupo que venía de Zaragoza, encabezado por la reencarnación (cinco lustros después) de Jim Morrison de The Doors y que estaba agitando los cimientos del rock de nuestro país. ‘Héroe de leyenda’ era el primer tema que escuchábamos en el EP que llevaba el nombre del grupo. Un año después abríamos el primer ‘largo’ y encontrábamos ‘Mar adentro’.

 

Hablar de Héroes del Silencio, de su importancia para el rock nacional y de su repercusión internacional nos llevaría una enciclopedia. Así que vamos a dejar hablar a la música, como diría Joe Perry, el guitarrista de los Aerosmith, y escuchemos dos canciones que, todavía hoy, no han podido ser superadas dentro del rock español: ‘Entre dos tierras’ y ‘Maldito duende’.

 

 

Nos hemos plantado en 1990 y ya tenemos a los Héroes como mayores exponentes mundiales del rock en castellano. Aunque si quieren escuchar una obra maestra, ‘El espíritu del vino’ es su disco y ‘Sirena varada’ es su tema, culmen vocal de Bunbury (Víctor Rodríguez ‘dixit’).

 

 

Aunque duela (y créanme que duele) no pinchar temas como ‘La herida’ o ‘Iberia Sumergida’, tenemos que seguir adelante y descubrir la separación del grupo, dejando una herida que aún sangra en millones de seguidores, a pesar de reuniones esporádicas. Y descubrir también el renacimiento de Bunbury, esta vez en solitario.

 

 

Sí, más de uno se rasgó las vestiduras ante la nueva imagen del líder del rock nacional. Porque en 1997 Enrique se siente libre para experimentar con lo que le venga en gana: bases electrónicas, melodías persas y pelo corto, como hacía en ‘Salomé’. ‘Radical sonora’ se llamaba el disco, y no podía ser más apropiado. Casi supone su retiro, pero dos años fueron suficientes para regresar con otro salto al vacío que, ahora sí, salió bien: el disco ‘Pequeño’.

 

Bunbury ya no era el Bunbury que conocimos. Su capacidad de experimentación le llevó a mundos que nada tenían que ver con el rock glorioso de antaño ni con los palos de ciego que parecía dar con su anterior disco. ‘Infinito’ era una canción deliciosa, cabaretera, y desde entonces ya sabemos que no podemos prever cuál será el siguiente zarpazo del zaragozano. Los próximos fueron en 2002 ‘Flamingos’, con temas como ‘El club de los imposibles’, y en 2004 ‘El viaje a ninguna parte’, con ‘Que tengas suertecita’.

Y sí, cada vez que hemos tenido disco de Bunbury hemos estado atentos a lo que nos tuviera que decir. En 2008, por ejemplo, con ‘El hombre delgado que no flaqueará jamás’, pero saltamos a 2010 para encontrar en ‘Las consecuencias’ esta maravillosa versión del ‘Frente a frente’ que cantaba Jeanette.

Y lo decíamos al principio: podríamos tirarnos día y medio hablando de lo que ha supuesto Bunbury y su evolución para la música en castellano. Pero se nos va el tiempo y debemos elegir para despedirnos ‘Depierta’, del disco Palosanto que, hasta ahora y desde 2013, era lo último que habíamos escuchado de una de las grandes figuras musicales de nuestro país.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?