Lunes, 12 de Abril de 2021

Otras localidades

Accidentes tráfico

Fallece la concejala Patricia Camino en un accidente de tráfico

Es la tercera víctima mortal del día en las carreteras de Cantabria, tras los dos atropellados de esta mañana

Patricia Camino, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Castro Urdiales.

Patricia Camino, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Castro Urdiales. / Cadena SER

La concejala del Ayuntamiento de Castro Urdiales, Patricia Camino, de 43 años de edad, ha fallecido este miércoles al salirse su vehículo de la calzada en la A-8, a la altura de la salida de Colindres en dirección hacia Vizcaya.

La Guardia Civil de Tráfico ha informado que el accidente, en el que no se ha visto involucrado ningún otro vehículo, se ha producido en el kilómetro 173,700 de la autovía.

El turismo ha chocado contra el vértice de la curva de la salida hacia Colindres. El accidente se ha producido a las 13.45 horas y, según la Guardia Civil, la concejal ha fallecido unos 15 minutos después.

Tras producirse el accidente, según ha detallado el 061 en su cuenta de Twitter, un testigo ha tratado de reanimar a la concejal, maniobra con la que posteriormente han continuado sin éxito los efectivos sanitarios trasladados hasta el lugar.

Patricia Camino era edil del ayuntamiento castreño por la formación CastroVerde y era la concejala de Turismo dentro del equipo de Gobierno que encabeza el alcalde, Ángel Díaz Munío.

Se trata de la tercera víctima mortal en las carreteras cántabras hoy miércoles después de que esta mañana, dos ciudadanos de Paraguay hayan fallecido en la autovía de la Meseta A-67,a la altura de Arenas de Iguña, cuando un camión les ha atropellado en el momento en el que estaban cambiando la rueda de la furgoneta en la que viajaban. Según ha confirmado el jefe de tráfico en Cantabria a la SER, José Miguel Tolosa, todo parece que se ha debido a la mala señalización del vehículo parado que realizaron los fallecidos.

El accidente se produjo sobre las 5 de la mañana en los carriles de dirección a Santander, donde los dos fallecidos habían parado para cambiar la rueda de la furgoneta.

Según las primeras investigaciones y diligencias de la Guardia Civil de tráfico, el vehículo siniestrado no fue orillado convenientemente y no estaba señalizado de forma adecuada el triángulo de precaución, en lugar de 50 metros antes del obstáculo, estaba a 10. Además, una de las puertas abiertas de la furgoneta tapaba las luces, lo que impidió al conductor del camión verles con la suficiente antelación.

Esto hizo materialmente imposible, según ha explicado Tolosa, que el conductor pudiera evitar el atropello, aunque como demuestra el tacógrafo del camión consiguió reducir la velocidad de 85 kilómetros por hora a 50.

Los dos fallecidos, nacidos en Paraguay, tenían 23 y 38 años de edad.


Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?