Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Colectivos ecologistas denuncian el almacenamiento de residuos no autorizados en El Cabril

La Asociación de Ecologistas en Acción y el Movimiento Ibérico Antinuclear denuncian la llegada de óxido de uranio que es un emisor alfa "una vida de millones de años". Denuncian una posible ampliación "sin sentido" del cementerio nuclear

Instalaciones de El Cabril. /

La Asociación de Ecologistas en Acción y el Movimiento Ibérico Antinuclear han denunciado en un comunicado que el almacenamiento de residuos radiactivos de media y baja actividad de El Cabril (Hornachuelos) "ha recibido óxidos de uranio que no está autorizado para almacenar", y sospechan que este hecho busca justificar una "posible ampliación sin sentido" de la instalación. Para los colectivos, se ha vulnerado la limitación de aceptar exclusivamente residuos que no superen hasta 300 años de vida radiactiva. Y el óxido de uranio tiene "una vida de millones de años", señalan.

Además, en estos momentos, "cuando quedan por desmantelar ocho de las diez centrales nucleares que se construyeron en España, el cementerio nuclear de residuos de media, baja y muy baja actividad de El Cabril se encuentra al 70 por ciento de su capacidad".

Esta llegada de residuos no autorizados, según los ecologistas, se ha dado a conocer tras la publicación del Informe al Congreso del Consejo de Seguridad Nuclear de 2015. "Enresa depositó durante ese año en El Cabril algo más de 111 kilos de óxidos de uranio procedentes de la fábrica de Enusa en Juzbado (Salamanca). Un hecho que contraviene las normas de este cementerio nuclear, que tiene limitada la recepción de estos productos a aquellos cuya vida radiactiva no supere los 300 años, y no admite emisores de partículas alfa".

Así, la presencia de estos residuos condena a que el desmantelamiento de El Cabril, que debería producirse 300 años después de su clausura, sea demasiado problemático". Esto, en opinión de los colectivos ecologistas, podría usarse como "justificación para ampliar este cementerio nuclear, en lugar de buscar otro emplazamiento más adecuado para el necesario almacenamiento de este tipo de residuos radiactivos. La ampliación evitaría así el necesario traslado de esos residuos, que incumplen las normas de seguridad de un cementerio para residuos de media y baja actividad".

Por estos motivos, Ecologistas en Acción y el Movimiento Ibérico Antinuclear exigen el "cierre escalonado de todas las centrales nucleares, para mantener el problema en su mínima expresión, y buscar otro emplazamiento para evacuar los residuos para los que El Cabril no tiene autorización".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?