Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 20 de Julio de 2019

Otras localidades

La unión de los "eternos olvidados"

Treinta artistas donarán sus obras sobre el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria para subastarlas y recaudar fondos en su décimo aniversario.

El director del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, Piero Crespo, y el portavoz de los treinta artistas,, Joaquín Martínez Cano, junto a una representación de estos. / ()

Treinta artistas donarán las obras que van a realizar sobre el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC) y la actividad de sus científicos para subastarlas el próximo año y recaudar fondos con los que ayudar a la investigación en este centro, con motivo de su décimo aniversario.

Los artistas han visitado ya el IBBTEC para conocer sus instalaciones y a sus trabajadores con el fin de tener una motivación extra para crear sus pinturas, que servirán para obtener un dinero necesario para ayudar a este instituto científico.

Según ha explicado el director del IBBTEC, Piero Crespo, esta iniciativa es algo novedoso en Cantabria y España, aunque es habitual en otros países. "Son proyectos absolutamente necesarios para paliar el déficit de financiación que la ciencia ha padecido en España desde hace muchos años", ha resaltado.

Muchos de los artistas participantes han visitado el centro y han tomado un café con los científicos para compartir impresiones, con el fin de que les sirva de inspiración para sus obras.

El responsable del IBBTEC señala que los artistas han podido contemplar los lugares más representativos del centro: los laboratorios y servicios generales como el de genómica, microoscopía, los cuartos de cultivos celulares o el estabulario.

Este ha supuesto el primer paso de la iniciativa "Concienciarte", el siguiente corresponde a los artistas, quienes tendrán que crear, pincel en mano, obras relacionadas con la dinámica científica que se lleva a cabo en este centro.

Una vez realizadas, las obras pasarán a depósito del Ateneo de Santander y no del IBBTEC debido, según explica Crespo, a las "estrictas limitaciones" que constriñen a esta entidad pública -dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de Cantabria- en todo a aquello que tiene que ver con transacciones.

Después de esta cesión, las obras se expondrán en algún momento del año que viene y, posteriormente, se subastarán para conseguir unos fondos que se revertirán en la instalación científica.

Crespo ha descrito este encuentro como "una reunión de olvidados", refiriéndose a ellos, los científicos, y a los artistas, representados  por Joaquín Martínez Cano, quien ha lamentado que en esta sociedad "tan economicista" no se considere suficientemente el valor de las actividades científicas y artísticas.

Martínez Cano ha explicado que acuden a esta "llamada científica", extendida boca a boca desde la amistad y desde la proximidad de los artistas, dispuestos a participar en este proyecto conscientes de la situación que atraviesa el mundo del arte y superando en muchos casos "el desánimo y desencanto".

El artista ha recordado que muchos proyectos no los pueden hacer por las dificultades que conllevan y su inviabilidad económica, pero ha dicho que desde su punto de vista profesional comprenden la situación del científico, ya que ambos trabajan pendientes de unos recursos y unos hallazgos que, a veces, resultan "azarosos".

Ha insistido en que su trabajo coincide en buena parte con el científico, ya que se basan en un trabajo de indagación y búsqueda constante en el que pasan la mayor parte del tiempo en "la soledad del laboratorio y del taller".

"Nos hemos acercado con el ánimo de darles más visibilidad y conocer a los investigadores que lo albergan", ha señalado Martínez Cano, quien añade que con esta aportación suman su voz para pedir a las instituciones y a la sociedad que prioricen el arte y la ciencia, ya que son conscientes de que el instituto necesita equipos materiales, personal humano y, sobre todo, reconocimiento.

En este sentido, Crespo ha manifestado que la ciencia "jamás ha sido una prioridad para los políticos" y ha asegurado que si se le pregunta a ese elenco de treinta de artistas van a opinar exactamente lo mismo. "Los olvidados y los pobres suelen ser los más solidarios", ha reivindicado.

"Con estas premisas se espera de nosotros que podamos despertar un interés en la sociedad y en los medios de comunicación", enfatiza Martínez Cano.

Además, Crespo ha agradecido su desinteresada colaboración a los artistas de fama nacional e internacional; al Ateneo, como depositario de las obras; a AZ Gráficas, que ha diseñado el logotipo; a Sorto Enmarcaciones, que enmarcará las obras; y al Grupo Deluz, que el día de la inauguración aportará un vino español.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?