Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El Ayuntamiento no ve necesario construir un segundo túnel entre Bailén y Ferraz

La disminución de tráfico con la apertura de la gran APR de Centro hace innecesario este otro nivel subterráneo, previsto en el proyecto ganador. El túnel existente será prolongado y mejorado con mayores medidas de seguridad y salidas de emergencia

La ‘nueva’ plaza de España está cada vez más cerca. El Ayuntamiento de Madrid prepara ya la licitación de las obras de reforma, a la espera de cerrar la próxima semana el presupuesto para el proyecto de ejecución.

Y junto a la tramitación administrativa, lo que también ha hecho ya el Área de Desarrollo Urbano Sostenible es “revisar y mejorar” el proyecto ganador. En los últimos días se ha recibido el proyecto básico, que coincide prácticamente en su totalidad con la propuesta presentada al concurso, con las modificaciones derivadas de los estudios detallados y concretos. Será a mediados de noviembre cuando se entregue el proyecto de ejecución, que “se encuentra muy avanzado y consensuado”.

En la primera votación ciudadana, celebrada en febrero, los madrileños optaron por el proyecto ‘Welcome Mother Nature’ para la remodelación con el 52% de los votos. El otro proyecto, ‘Un paseo por la cornisa’, consiguió el 30% de los apoyos. La idea es que los trabajos puedan empezar aproximadamente en mayo de 2018 con un plazo de ejecución de unos 16 o 18 meses.

El Ayuntamiento estima que con la reducción drástica de carriles en la Cuesta de San Vicente y la Gran Vía, la ampliación del túnel de Bailén hasta Ferraz y el incremento de la peatonalización, el tráfico rodado quedará reducido a la mitad.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, comparece este miércoles en la comisión correspondiente a petición del PP. El grupo popular quiere que el responsable municipal de Urbanismo explique “el estado en el que se encuentra la reforma de la plaza de España y si se va a ejecutar en su totalidad el proyecto ganador resultante del concurso público”.

Ayuntamiento de Madrid

Modificaciones

En los últimos meses el Ayuntamiento ha venido trabajando con los ganadores del concurso - los arquitectos Fernando Porras Isla-Fernández, Aranzazu La Casta Muñoa, y Lorenzo Fernández-Ordóñez Hernández- para concretar y definir el proyecto y adecuarlo a la realidad del entorno.

Entre las modificaciones sobre la propuesta inicial, a las que ha tenido acceso la SER, figura la inserción del proyecto en la futura gran APR central (Área de Prioridad Residencial), cuya puerta es Gran Vía. Esto ha supuesto un ajuste de carriles de tráfico en el viario del entorno de la plaza. También la compatibilización con el proyecto de mejora peatonal de la Gran Vía. De esta forma se han coordinado los anchos de aceras delante del edificio de España, en la calle de los Reyes y en la calle Princesa. Así mismo se han aplicado los criterios de iluminación viaria en las aceras del proyecto que son prolongación de la Gran Vía.

Adiós al ‘retúnel’

El concurso proponía un túnel que comunicaba la calle Bailén con la de Ferraz en un segundo nivel subterráneo, de forma que se evitaba la intersección con la vía procedente de la cuesta de San Vicente. Esta eliminación ha sido posible ya que los técnicos municipales han calculado una disminución significativa del tráfico rodado en el eje Bailén-Ferraz, como consecuencia de la apertura de la nueva APR.

Ayuntamiento de Madrid

Otra de las novedades es la mejora del túnel de Bailén existente en el proyecto. El Ayuntamiento ha constatado que, con el nuevo paso inferior proyectado es “imprescindible intervenir de manera drástica en el túnel existente”. Dotándolo, entre otras cosas, de todas las medidas de seguridad que sean necesarias e incorporando nuevas salidas de emergencia, hoy inexistentes. Habrá, además, un acceso directo desde el nuevo paso inferior proyectado hacia el aparcamiento subterráneo del Senado.

El renovado túnel tiene dos partes, desde la boca delante de la Catedral de la Almudena hasta la Cuesta de San Vicente, y desde aquí hasta Ferraz a la altura de la calle Luisa Fernanda.

Movilidad ciclista

También se han establecido medidas que mejoran la red de ciclocarriles y carriles bici, sobre todo en la conexión desde Madrid-Río con Gran Vía. Los colectivos ciclistas, según el Consistorio, han sido “puntualmente informados de la solución definitiva”.

Aparcamiento

Las modificaciones de mejora incluyen un refuerzo de la cubierta del aparcamiento existente, gestionado por la EMT, cuya estructura está “bastante dañada por las filtraciones de agua”. El refuerzo es, además, “absolutamente necesario porque la capacidad de los forjados, construidos a final de la década de 1960, no es suficiente para soportar las actividades cívicas previstas sobre la superficie de la plaza”.

Madrid Río

El proyecto plantea una “muy fácil conexión con Madrid Río, dulcificando notablemente las transiciones altimétricas y eliminando gran parte del agresivo muro de ladrillo que separa los Jardines de Sabatini de la Cuesta de San Vicente. También se promueve la accesibilidad con tres ascensores.

Más verde

La vegetación del proyecto parte de la premisa de que el arbolado existente es un patrimonio muy valioso que se debe conservar, no obstante no parecía suficiente. Por ello se plantea una intensa replantación en cuatro niveles (tapizantes, arbustivas, leñosas de medio porte y leñosos de gran porte) que configuren un escenario muy frondoso en la mitad suroeste de la plaza. Se prevé un incremento total de 1.050 ejemplares arbóreos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?