Domingo, 19 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Real Sociedad

Odriozola vuelve al lugar donde empezó todo

El jugador de la Real Sociedad regresa por primera vez desde su explosión meteórica en el fútbol profesional a SUMMA Aldapeta, el colegio en el que estudió, para participar en la campaña 'Sin respeto no hay juego' de la SER y la UNESCO

Alvaro Odriozola firma un autógrafo a un niña de SUMMA Aldapeta, el colegio en el que estudió

Alvaro Odriozola firma un autógrafo a un niña de SUMMA Aldapeta, el colegio en el que estudió / R.R

Álvaro Odriozola es el chico de moda en la Real Sociedad. Su explosión en el fútbol profesional ha sido meteórica, hasta el punto de que en apenas seis meses ha pasado de jugar con el filial txuri-urdin en Segunda B a ser un fijo del primer equipo dirigido por Eusebio Sacristán, mostrando un nivel tan alto que le ha valido para debutar con la selección española absoluta, una actuación soberbia contra Albania que dio la vuelta al mundo y que le puso en el escaparate de los grandes clubes de Europa.

Desde que debutara con el primer equipo realista, Odriozola no había tenido la oportunidad de volver al colegio en el que estudió y se empezó a formar como jugador de fútbol. De aquellos lodos vienen estos barros. Nunca mejor dicho, porque el donostiarra es uno de los muchos niños de San Sebastián afortunados de poder haber jugador con su colegio en los torneos míticos de la playa de la Concha. Odriozola defendía los colores rojo y blanco de su colegio, Aldapeta. Precisamente a esa escuela donostiarra, hoy conocida como SUMMA Aldapeta por la fusión de tres colegios que estaban al lado en el centro de San Sebastián, volvió el jugador txuri-urdin en el marco de la campaña 'Sin respeto no hay juego' promovida por la Cadena SER y la UNESCO, para concienciar a todos los niños de España de que el juego limpio y la no discriminación son fundamentales para poder practicar en condiciones cualquier deporte. Una campaña apoyada por clubes grandes como el Real Madrid, la Juventus y el Barcelona, y a la que ahora se unen la Real Sociedad a través de su fundación y la sección de balonmano de Bera Bera, el club más laureado del balonmano femenino nacional de la última década.

Odriozola estuvo acompañado por Andoni Azurmendi, el presidente de la federación vasca de badminton y padre de la internacional donostiarra Clara Azurmendi; y la jugadora del Bera Bera, Nora Azurmendi, curiosamente prima del jugador de la Real Sociedad. En ese contexto, Odriozola tuvo la oportunidad de dirigirse a los niños que hoy le ven como una referencia, cuando hace unos cinco años él estaba sentado donde estaban sentados los alumnos de SUMMA Aldapeta. El donostiarra habló emocionado del regreso a su colegio, de la ilusión de volver convertido en una estrella del fútbol profesional, y de su educación en los valores del juego límpio, contando anécdotas que ha vivido y dando consejos al centenar de niños que le escuchaban embelesados.

"Me hace mucha ilusión estar aquí en SUMMA Aldapeta, porque tengo grandísimos recuerdos, toda mi vida estudiando aquí, empecé en el equipo Aldapeta, jugando en la playa, y miro para todos los lados y sólo me vienen buenos recuerdos", explicaba Alvaro Odriozola, que luego detallaba esos recuerdos que se le agolpaban cuando pisaba de nuevo el que fue su colegio. "Me acuerdo del primer entrenamiento de fútbol, que fue muy especial, de jugar horas y horas en el patio, de caerme y hacerme unas heridas brutales en el campo que había en Marianistas. Nunca había vuelto desde que me fui, es la primera vez que vuelvo desde que subí al primer equipo".

Después, se dirigía a los niños mirándoles y les daba un primer consejo. "Es que estoy emocionado, porque les miro y veo la ilusión que tienen los chavales, desde aquí les animo a todos a luchar por sus sueños, a trabajar duro y que no decaigan nunca, y ojalá, por qué no, alguno pueda llegar como yo al primer nivel", dijo, mientras recordaba que en su colegio ya le inculcaron los valores de deportividad y juego limpio que hoy intenta poner en práctica como futbolista profesional. "En este colegio se inculcan unos valores que vienen bien para el fútbol y otros ámbitos en la vida, a mi me educaron bien, como se ve, no me puedo quejar, tanto en el juego limpio y como en otras cosas". Porque Odriozola tiene claro que los jugadores del primer nivel tienen que ser un ejemplo para los más pequeños. "En el fútbol los niños se fijan en sus ídolos y tenemos que ser un ejemplo, porque ellos intentan imitar lo que hacemos nosotros, y darles un buen ejemplo, para que en un futuro puedan actuar de una forma correcta". Después, contaba la anécdota de la única tarjeta roja que ha visto en su trayectoria deportiva. "Fue cuando estaba en el equipo juvenil nacional, que me entrenaba Jagoba Arrasate, y en un partido estaba constantemente recibiebndo todo tipo de insultos por parte del rival, incluso escupitajos, y yo soy una persona muy tranquila y respetuosa, en un momento, en vez de cabrearme con el que me estaba molestando, le avisé al árbitre, le dije un par de veces, pero al final ya le mandé a freir espárragos y me sacó la tarjeta roja directa. Aprendí de mi error, y desde entonces no me han vuelto a sacar ninguna tarjeta roja". Un buen ejemplo para todos los niños el de Odriozola, que fue el gran protagonista de la campaña 'Sin respeto no hay juego' en su colegio, en San Sebastián, una campaña que ya ha llegado en todo el país a más de 3.000 escolares.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?