Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Encuentran la prueba del origen romano de la Muralla de Ávila

  • A siete metros de profundidad, en el lienzo oeste, está el estrato romano datado en el siglo I
  • Por primera vez se hallan evidencias científicas que avalan lo que los investigadores ya sospechaban

Zona en la que se ha encontrado la muralla de época romana /

Una excavación arqueológica ha probado, por fin, que la muralla medieval se levanta sobre otra construida en época romana. Los investigadores especulaban con esa posibilidad, por el trazado romano de la ciudad y porque se habían encontrado piedras de esa época reutilizadas después en el monumento. Pero hasta ahora no había evidencias científicas.

Tras excavar a una profundidad de unos siete metros bajo el nivel del suelo actual en el lienzo oeste, concretamente en el punto de subida al Adarve ubicado cerca del Arco del Puente, se ha encontrado el estrato romano. Y se ha datado en el siglo I, durante la época de la Pax Romana, cuando los vettones abandonaron los castros y se romanizaron.

Rosa Ruiz Entrecanales, arqueóloga municipal, explica que "hemos encontrado más de 15 metros de la muralla romana, de 1'40 metros de altura". Allí hay restos de cerámicas propias de los vettones, con cerámicas romanas, con algún elemento de las legiones, lo que permite fechar el momento en el que se fortifica la ciudad. Y algunos de los hallazgos aislados que se habían producido en otras catas arqueológicas, como el verraco ubicado en el Arco de San Vicente, cobran ahora sentido.

Héctor Palencia, teniente alcalde de Servicios a la Ciudad, Patrimonio y Turismo y Rosa Ruiz Entrecanales, arqueóloga del Ayuntamiento de Ávila explican los hallazgos arqueológicos / Cadena Ser

Según la arqueóloga municipal también se han detectado restos de la primera muralla en la excavación que se está haciendo en el lienzo este, junto al Arco del Alcazar. Eso indicaría que esa primera muralla tenía el mismo perímetro y trazado que conocemos ahora. "Sería mayor que la de Lugo o la de León", concluye.

La parte más antigua se levantó con lo que se conoce como "el hormigón romano", una mezcla de gran dureza, más durable que el mortero que después se utilizó para unir las piedras en la época medieval y cuyo deterioro obliga a su restauración para evitar desprendimiento.

Precisamente el próximo lunes comienzan las obras para reponer ese material en parte del lienzo este de la Muralla, empezando en la zona del Arco del Alcazar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?