Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Ayuntamiento frena la expansión descontrolada de las bicis privadas de alquiler

Movilidad licitará el aprovechamiento del espacio público urbano y dividirá la ciudad en lotes para evitar la ocupación masiva de zonas peatonales y aparcabicis por empresas que utilizan el sistema de free-floating, sin estación asignada

El Gobierno municipal está ultimando la normativa que en la que viene trabajando para regular la instalación de bicicletas de alquiler sin base fija. El área de Medio Ambiente y Movilidad “apoya cualquier nuevo modelo que ayude a conseguir una ciudad más sostenible y con una mejor calidad del aire”, pero quiere evitar los inconvenientes que se están produciendo en otras ciudades.

Es el caso, por ejemplo, de Cambridge, Manchester, Londres, Dublín, Florencia o Ámsterdam, donde se ha llegado a prohibir el sistema. En estas ciudades ya se han generado problemas como el abandono masivo de vehículos en la vía pública o el colapso de aceras y aparcabicis.

La anunciada “regulación especial” incluirá cambios en la futura Ordenanza de Movilidad Sostenible creando espacios propios y limitando la colocación de estas bicicletas en los aparcabicis callejeros, donde no pagan ni un euro.

En la actualidad, la ausencia de estaciones implica un menor coste operativo del sistema ya que utilizan el espacio público. La flota pionera en Madrid ha sido la de Donkey Republic, que cuenta con unas 100 bicis y, a diferencia de otras, obliga a devolver el vehículo en el mismo lugar en el que se ha recogido. Otras seis o siete empresas se han puesto ya en contacto con el Ayuntamiento para anunciar su intención de operar en la capital.

Regulación

El Gobierno de Ahora Madrid sacará a licitación el aprovechamiento del espacio público urbano y para ello dividirá la ciudad en lotes. La intención “es facilitar el aparcamiento ordenado para no interferir con otros usos”, explica la coordinadora general de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Movilidad, Paz Valiente.

Las empresas ganadoras estarán obligadas “a devolver las bicis al punto donde estaban desplegadas inicialmente para evitar la acumulación en determinadas zonas de la ciudad”. El área que dirige Inés Sabanés confía en que esta regulación pueda estar acabada antes de la próxima primavera.

El Ayuntamiento también ha explicado a las empresas interesadas que si quieren desplegarse en Madrid deberán seguir una serie de normas básicas: respetar a los peatones, garantizar la confidencialidad de los datos de los usuarios, que los vehículos estén en buenas condiciones y que dispongan de un seguro.

Bicis sin base fija

Este nuevo servicio de free-floating consiste en la distribución de bicicletas equipadas con un GPS y una aplicación móvil que permite su localización y su desbloqueo a través de una señal bluetooth desde el móvil del usuario.

Diversas asociaciones ciclistas han apostado por “la obligación de las autoridades de vigilar el funcionamiento y asegurar unos mínimos estándares de calidad de los nuevos servicios de bicicleta de alquiler de uso público”.

En el Ayuntamiento no parecen preocupados por la competencia que pueda suponer este modelo para el BiciMAD, de gestión municipal, porque -según dicen- “las prestaciones del sistema público de alquiler de bicicleta eléctrica son muy superiores”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?