X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

MURCIA

El Defensor del Pueblo sugiere a San Pedro del Pinatar que retire la ordenanza contra el nudismo

Le pide que catalogue las playas en las que en las que tradicionalmente se ha practicado.

CADENA SER

El defensor del pueblo ha respaldado la postura de Ciudadanos en el municipio respecto a la Ordenanza de Playas que impulsó el equipo de Gobierno del PP. Lo ha hecho a través de un documento enviado al Ayuntamiento en el que, tras una prolija argumentación legal y jurídica, le señala que la prohibición total del nudismo debería ser retirada de la polémica ordenanza.

Firmada por Francisco Fernández Marugán, en funciones mientras se reincorpore al puesto Soledad Becerril, la comunicación sugiere -la fórmula que utiliza el defensor del pueblo- al Consistorio “revisar la Ordenanza de Uso y Disfrute de las playas, eliminando la prohibición de la desnudez integral en los términos absolutos que recoge el artículo 10 de dicha norma”. Además, sugiere que se establezca “un procedimiento para la catalogación de las playas” en las que se ha practicado el nudismo tradicionalmente y “dar participación a los colectivos naturistas en la nueva regulación de que se adopte”.

A juicio del portavoz local de Cs, José Luis Ros, “está claro que el defensor del pueblo ha acabado respaldando la postura que ya defendimos en su momento y que pasa por permitir el nudismo en algunas de nuestras playas donde tradicionalmente se ha practicado, como es el caso de La Llana”. Ros considera que el pronunciamiento del defensor del pueblo “debería ser aprovechado por el equipo de Gobierno para eliminar de la ordenanza otras polémicas e inútiles disposiciones. Está claro que el daño a la imagen de San Pedro del Pinatar y a su sector turístico que ha producido esta ordenanza, que además ni siquiera se ha aplicado realmente, no se va a poder reparar por completo, pero al menos podemos devolver a la senda de lo razonable esta normativa”.

SER