Últimas noticias Hemeroteca

Diputaciones de Cuenca y Teruel dejan de lado el proyecto de la autovía

Los presidentes de ambas instituciones abogan por una mejora de la N-420

Las diputaciones de Cuenca y Teruel dejan de lado la prolongación de la autovía entre ambas ciudades para pedir mejoras en la N-420. Así lo han indicado ambos presidentes antes de mantener una reunión en el Palacio Provincial de Cuenca para tratar la comunicación entre las dos provincias y los problemas comunes a los que se enfrentan, como la despoblación.

El presidente de la institución turolense, Ramón Millán, del Partido Aragonés, ha recordado que la prolongación de la A-40 hasta Teruel es un proyecto cuyos condicionantes medioambientales obligan a desviar mucho del trazado de la actual carretera nacional, y ya en 2015 los alcaldes afectados pidieron que se dejase de lado para mejorar la carretera.

En este sentido, ha recordado que esta nacional es una vía con una alta siniestralidad y necesita de una intervención importante para mejorar su trazado y la seguridad.

Por su parte el presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, ha coincidido en señalar que estas instituciones tienen que luchar para evitar la despoblación de sus pueblos, y no se pueden tomar medidas que vayan en contra de los intereses del propio territorio. Ha manifestado que el Ministerio de Fomento sí está actuando en el trazado conquense de la nacional, pero ésta necesita una mayor seguridad.

Asimismo, Prieto ha reclamado los fondos europeos que se anunciaron en la pasada legislatura por parte del gobierno de Castilla-La Mancha para la provincia de Cuenca, y que considera que el actual ejecutivo tiene “bloqueados”.

Millán, por su parte, confía en que ambas diputaciones puedan retomar las conversaciones iniciadas en la pasada legislatura, incluyendo también a la de Soria, para buscar acciones contra la despoblación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?