Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

7.000 millas a Sudáfrica

Comienza la Etapa 2 de la Volvo Ocean Race que une Lisboa con Ciudad del Cabo

El Team Brunel ganó la Mirpuri Foundation In-Port Race de la capital lusa

Imagenes de la salida de la Etapa 2 en Lisboa / ()

Este domingo, 5 de noviembre, Lisboa ha albergado la salida de la Etapa 2 de la Volvo Ocean Race, en la que los siete veleros participantes cubrirán las 7.000 millas existentes entre la capital portuguesa y Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Las condiciones eran perfectas para el inicio de la etapa, con cielos tan azules como brillantes, y un viento del norte de 15-20 nudos que permitía a la flota hacer un veloz recorrido por el río Tajo antes de salir de Lisboa.

Tras abandonar el río y dirigirse a la costa después de la protección de Cascais, los barcos se adentraron de lleno en un ventarrón que superaba los 30 nudos, con un oleaje en torno a los los 4 metros. Los líderes de la flota, Donfeng Race Team, MAPFRE y Team Brunel, marcaban con facilidad medias superiores a los 25 nudos de velocidad de barco, unas condiciones tremendas, tan espectaculares como peligrosas para la resistencia del material.

Tras un inicio tan salvaje como espectacular de la Etapa 2 de la Volvo Ocean Race, la flota está poco a poco asentándose en la competición, con navegantes y patrones afrontando ya la primera de las muchas decisiones críticas que van a tener que tomar en esta bajada desde Lisboa a Ciudad del Cabo. ¿Cuánto oeste ganamos?

"Estamos planeando otra trasluchada hacia el oeste para aprovechar los cambios", explicaba Joan Vila, el navegante de MAPFRE, esta mañana. Dicho y hecho, el equipo español hizo la maniobra apropiada y, a partir de las 13:00 del segundo día de competición, fue el segundo que se había ido más al oeste. Solo Dongfeng había sido aún más radical en su apuesta por el oeste.

"Hay una enorme zona de calma de 500 millas detrás de Madeira, así que no queremos terminar a sotavento de ella", explicaba desde el Turn the Tide on Plastic la patrona Dee Caffari.

La regata In-Port de Lisboa nos dejó imágenes impactantes y varios accidentes que, por fortuna, se saldaron sin males mayores, como el de Liz Wardley (Turn the Tide On Plastic), que se enganchó con una escota que le lanzó contra el candelero y que demuestra la dureza de esta competición sin necesidad de salir al océano.

La Lisboa-Ciudad del Cabo es una de las etapas emblemáticas de la competición, ya que los equipos bajan todo el Atlántico Norte, pasan por los Doldrums, los vientos alisios y rozan el Océano Sur antes del final en Ciudad del Cabo, que ya fue escala de la regata en 10 ocasiones.

Las opciones tácticas en la etapa se han abierto este año mediante la eliminación de un waypoint tradicional, la isla de Fernando de Noronha, a unas 170 millas náuticas de la costa de Brasil. Sin esta isla como un paso obligado, la opción más corta, pero normalmente más lenta, de navegar más al este, por la costa de África, puede estar salir a la palestra.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?