Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La Guardia Civil se forma, en Pekín, sobre el transporte de residuos

El objetivo es controlar la gestión y el comercio Ilegal tanto de residuos procedentes de la construcción como eléctricos y electrónicos

Residuos eléctricos y electrónicos, apilados /

El pasado mes de Octubre, representantes de la Guardia Civil de Ávila recibieron formación en la United Nations University Tsinghua de Pekin (China) sobre el tránsito internacional de residuos. 

 Precisamente, uno de los cometidos del SEPRONA (Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil) es controlar adecuadamente la gestión y el comercio ilegal tanto de residuos procedentes de construcción y demolición como eléctricos y electrónicos.

Muchos de estos objetos, cuando llegan al final de su vida útil, en multitud de ocasiones son objeto de vertidos descontrolados y exportados, mediante métodos de contrabando, a otros países, especialmente a los subdesarrollados.

Para llevar a cabo adecuadamente este control, la Guardia Civil de Ávila, dentro del proyecto europeo DOTCOM Waste, ha recibido una formación impartida por la United Nations University Tsinghua de Pekin. 

 El proyecto, tiene como objetivo aumentar las capacidades de las autoridades aduaneras y portuarias, las agencias medioambientales y los fiscales, que luchan contra todos aquellos delitos relacionados con el tráfico de residuos. 

 En la provincia de Ávila, durante los últimos tres años, se han cometido 744 infracciones administrativas a la Ley 22/2011 sobre Residuos y Suelos Contaminados y al Real Decreto 105/2008 que regula la Producción y Gestión de Residuos de Construcción y Demolición. También se realizaron 697 inspecciones a chatarrerías y a centros de eliminación de residuos con el objetivo de comprobar que cumplían con la normativa vigente.

 Consejos y Recomendaciones

El caso de los residuos de construcción y demolición:  antes de iniciar cualquier obra es necesario contar con un 'documento de aceptación de residuos' que proporcionan este tipo de empresas, las cuales son las encargadas de gestionar este tipo de residuos adecuadamente.

 En cuanto a residuos eléctricos y electrónicos: en el momento de realizar una compra de un nuevo electrodoméstico, el vendedor tiene la obligación legal de retirar el antiguo y sin cobrar por ello.

En el caso de que se estropee un electrodoméstico el propietario de éste tiene la obligación de depositarlo en un punto limpio nunca en contenedores de basuras domiciliarias ni tirarlos en el campo, ya que se corre el riesgo de generar incendios, y causar graves daños al medio ambiente. Además, supone cometer una infracción administrativa que, dependiendo de su nivel de peligrosidad, podría convertirse en un delito.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?