Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

¿Las dietas del grupo sanguíneo son efectivas?

Ser Saludable realiza una edición especial desde el Maratón de Donación de Sangre en el Ateneo Mercantil

“Voy a alimentarme según mi grupo sanguíneo para mejorar salud”. Esta es una de las premisas que se escuchan cuando alguien decide optar por una dieta basada en el tipo de sangre que tiene. La revisión Blood type diets lack supporting evidence: a systematic review admite que no existe ninguna evidencia que dé validez a los supuestos beneficios sobre la salud de este tipo de dietas. Carlos Sánchez, endocrino del Hospital General de Valencia, explica qué dice la ciencia sobre esta dieta y cómo los alimentos afectan a nuestra sangre.

1. ¿Qué es la dieta del grupo sanguíneo?

Una de las muchas tomaduras de pelo con las que nos suelen engañar "vendedores de humo" cuando no "charlatanes" de la nutrición.

Consiste en adecuar una recomendación alimenticia en función del grupo sanguíneo de la persona suponiendo, erróneamente, que cada grupo sanguíneo apareció en la civilización en una etapa diferente y, por tanto, con unos hábitos alimenticios diferentes que serían los recomendables para todas las personas con ese determinado grupo.

2. ¿Es efectiva?

Ni es efectiva ni tiene que funcionar porque no tiene ninguna base científica e incluso parte de errores conceptuales, porque presupone que el primer grupo sanguíneo fue el 0, cuando parece, según todos los indicios, que fue el A. Cualquier beneficio atribuible a dicha "dieta" es debido al azar. Y desaparecerá, como tantas otras, de aquí a un tiempo porque NO SIRVE para nada.

3. ¿Los alimentos nos influyen en nuestra sangre?

Por supuesto: los nutrientes contenidos en los alimentos pasan en mayor o menor grado a nuestro organismo a través de la sangre y, una vez son absorbidos, a nivel intestinal. De ahí la importancia de llevar una alimentación correcta porque los nutrientes contenidos en los alimentos son los que deben ser aportados en cantidad y calidad adecuados para preservar y mejorar nuestro estado nutricional y, por tanto, el correcto y mejor funcionamiento de nuestro organismo.

4 ¿Y los medicamentos?

Lo mismo. Dependiendo de su vía de administración, cuando es por vía oral, excepto alguno de ellos que no se absorbe y ejerce su efecto a nivel intestinal, los que sí lo hacen pasan a la sangre, se distribuyen y realizan su potencial efecto curativo en el órgano preciso que está dañado o que debe ser tratado.

5. ¿Los suplementos nutricionales son una opción en dietas deficitarias, como la anemia, por ejemplo?

Por supuesto. Bien en forma de nutriente aislado (por ejemplo hierro en el caso de anemia, etc) o en forma de suplementos nutricionales con varios nutrientes, están indicados cuando existe un déficit nutricional (calórico-energético, proteico, de fibra, de algún nutriente en concreto), pero no debemos olvidar que son "medicamentos" y, como tales, deben ser prescritos por un médico, y tras una valoración de las necesidades y posibles déficits que permitan dar el más adecuado a la persona y al déficit. NUNCA deberían tomarse espontáneamente, sin prescripción médica o supliendo un déficit que se pueda solucionar mediante alimentos "normales”.

Sara Tabares es entrenador personal en Valencia y directora de PERFORMA Entrenadores Personales

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?