Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Un móctel y una partida a League of Legends, por favor

Madrid cuenta con seis bares eSports, un concepto de ocio que compagina el bar tradicional en el que se puede jugar una partida a la consola o al ordenador con ver competiciones de deportes electrónicos de todo el mundo

Dos clientes de un bar de esports juegan una partida mientras toman una cerveza.

Dos clientes de un bar de esports juegan una partida mientras toman una cerveza. / Juan León García

En el número 9 de la calle Raimundo Lulio, en pleno centro del barrio de Chamberí, un grupo de chicos jóvenes fuman justo debajo de un neón verde donde se puede leer 'Meltdown Bar'. A simple vista no hay nada que indique que este es uno de los seis bares de eSports que hay en Madrid.

Una vez se cruza una puerta al estilo de las que hay en las salas de conciertos y se pasa un pequeño vestíbulo, lo primero que llama la atención es que no hay una o dos televisiones como en un bar tradicional. Hay al menos siete pantallas en las que solo echan partidas de videojuegos.

En algunas se concentran grupos de chicos —y chicas también, aunque en menor medida— que juegan a juegos de lucha o de carreras, entre más títulos. Otras pantallas, colgadas de la pared, captan la atención de pequeños grupos que charlan y ven competiciones de juegos electrónicos. Más conocidos como eSports.

Este sector, relativamente nuevo en nuestro país, moverá para cuando acabe el año más de 1.500 millones de euros, según un informe de la consultora especializada en el sector de los videojuegos Newszoo. La audiencia de eSports, como la que se reúne en Meltdown para ver partidas, ronda ya los cuatro millones de espectadores en España.

"Recuerdo un torneo de League of Legends (conocido como LoL en el mundillo) que se celebró en China. Tuvimos que abrir a las ocho de la mañana. Era nuestra primera vez y lo anunciamos un poco tarde. Fue abrir puertas y se me metieron 60 personas al local", cuenta Enrique Gutiérrez, uno de los tres socios de esta franquicia de bares esports.

'Gamers casual' al principio, 'gamers pro' al fondo

La zona de las consolas suele ser más dinámica. Cambia de usuarios a cada rato. No pasa igual con el espacio que hay al fondo del local: es la zona de los 'pros' (jugadores más expertos) y está destinada exclusivamente al juego con ordenadores.

Diego y Rocío nunca habían venido antes a este bar. "Sí que hay comunicación al final. Ha cambiado un poco el concepto que tenía. Ha ido a mejor", confiesa Diego, mientras que Rocío reconoce que ya conocía este tipo de bares cuando estuvo viviendo en Granada. "No tenía constancia de que aquí en Madrid también se conservaba esa esencia de bar familiar con gente que se conocía. Ha sido una buena experiencia", asegura.

Aunque de vez en cuando viene alguien nuevo, es más habitual que quienes entren sean caras conocidas. Algunas simplemente han cambiado de un bar de esports donde se admite la entrada a menores a este, donde solo pueden acceder mayores de edad; otras vienen entre semana porque quieren evitar el tipo de cliente de fin de semana. Ninguno suele superar los cuarenta años.

Por eso Enrique Gutiérrez es optimista respecto a este tipo de establecimientos. "En un futuro muchos bares tendrán ocio electrónico porque es a lo que nos encaminamos. El mundo de los esports es el que mayor cuota de crecimiento anual tiene", concluye.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?