Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

La ex funcionaria del Patronato de Turismo declara en la primera sesión del juicio

Caso Facturas: Teresa González pone el ventilador

La secretaria del Patronato de Turismo culpa del desfalco a Luis Pérez, a los gerentes y a la Intervención

Comienza el juicio del caso Facturas edl Patronato de Turismo de la Diputación en la etapa socialista.

Comienza el juicio del caso Facturas edl Patronato de Turismo de la Diputación en la etapa socialista. / Agencias

La primera sesión del juicio oral del denominado Caso Facturas arrancó con una vista monográfica de Teresa González, principal acusada en el presunto desfalco de 763.000 euros en el Patronato Provincial de Turismo entre los ejercicios 2009 y 2011.

La ex secretaria respondió durante tres horas a las preguntas del fiscal José María López Cervilla y repartió responsabilidades en todas direcciones para esquivar su participación en los presuntos delitos de malversación de caudales, fraude, falsedad documental y prevaricación.

María Teresa González ‘disparó’ en primer lugar contra Luis Pérez Montoya, ex vicepresidente de la Diputación Provincial de Almería durante la etapa de gobierno socialista. “Yo daba el ‘conforme’ porque el vicepresidente me decía que las facturas eran correctas”, aseguró en la Sección Tercera de la Audiencia de Almería. “Era el vicepresidente quien llevaba la iniciativa”.

En segundo lugar, la secretaria del Patronato de Turismo señaló al departamento de Intervención, órgano técnico encargado de la fiscalización. “Yo conformo porque las facturas cumplen los requisitos formales (...) pero la comprobación material del pago tenía que hacerla la Intervención porque es su función”, respondió González. “El interventor y el vicepresidente llegaron al acuerdo de que yo iba a ‘conformar’ las facturas, pero yo no quería”, añadió en su testifical.

Y, en tercer lugar, la acusada dirigió su mirada a los empleados públicos. Implicó a “cuatro gerentes” en una supuesta facturación fraudulenta y miró a los trabajadores para justificar ciertos trámites administrativos cuestionados en el proceso.


El escrito de acusación de la Fiscalía pide para Teresa González 9 años y 10 meses de prisión y para Luis Pérez Montoya 7 años y 9 meses. “Idearon un sistema para apropiarse o destinar fondos del Patronato de Turismo a fines particulares y por completo ajenos a la actividad del referido organismo público a fines particulares”, describe el documento.

Ahora bien, González inculpa a Pérez Montoya y, además, apunta a una supuesta falsificación de sus firmas en las facturas. La secretaria solo reconoció su rúbrica en nueve del centenar de facturas de proveedores sospechosas. “No está registrada por mí, no está conformada por mí”, repitió mientras se le exhibían los documentos uno a uno en la pantalla de una abarrotada sala de vistas de la Audiencia Provincial de Almería. “Esa no es mi firma”.

Menos aplomo demostró la acusada en sus explicaciones sobre los pagos de gastos en comidas y viajes sospechosos de fraude. La investigación localizó 697 recibospresuntamente irregulares, buena parte sufragados con un “anticipo de caja fija” de dinero público.

Teresa González admitió ante el tribunal que era la única persona habilitada para hacer uso de una tarjeta de crédito del Patronato Provincial de Turismo. Cientos de facturas se imputaron a comidas de los distintos gerentes del organismo, sin embargo, éstos niegan haber cargado a la Diputación de Almería sus almuerzos particulares. La investigación sospecha que, en realidad, camuflaban gastos de Teresa González y Luis Pérez Montoya.

En este sentido, la secretaria se enredó para explicar cómo pagaba esas supuestas comidas. Alegó que iba días después a pagar personalmente a los restaurantes donde habían comido los gerentes, a pesar de que incluso había facturas fuera de Almería (por ejemplo, en Madrid).

Tampoco pudo aclarar por qué cargó el depósito de combustible de su coche en una gasolinera de Aguadulce con la tarjeta del Patronato un día festivo (1 de noviembre) o por qué pagó algunas comidas imputadas a los gerentes con su propia tarjeta de crédito.
González se negó a responder a las preguntas de la acusación particular de la Diputación Provincial. “Tiene inquina personal hacia mí”. No obstante, tendrá una nueva oportunidad para explicarse este martes con los interrogatorios de los abogados del resto de defensas.

En cualquier caso, la primera sesión del juicio ya ha dinamitado el calendario de declaraciones previsto por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería. La jornada del lunes debía tomar testimonio a cuatro acusados, pero ni siquiera se completaron las preguntas a la primera procesada.

El tribunal presidido por el magistrado Jesús Martínez Abad espera avanzar en los interrogatorios y escuchar hoy a Luis Pérez Montoya, ex vicepresidente de la Diputación. El antiguo dirigente socialista tendrá que responder a los letrados y, de forma indirecta, contestar a las graves acusaciones de Teresa González.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?