Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Nuestra flota artesanal espera un año complicado

Las 60-70 embarcaciones que componen nuestra flota artesanal son las más afectadas por los recortes en merluza y verdel acordados en Bruselas

En lo que respecta a Euskadi el acuerdo de los ministros europeos de pesca cerrado esta pasada noche viene marcado por los recortes en dos especies, la merluza, con un descenso del 12% en la cuota, y el recorte del 21% en el verdel. Recortes que no han sido tan malos como se esperaban, pero que van a marcar el año de nuestros arrantzales, sobre todo, de las 60-70 embarcaciones que componen nuestra flota artesanal.

Se trata de barcos de entre 10 y 15 metros de eslora con entre uno y tres tripulantes, que se dedican a artes de anzuelo, a la cacea o al curricán en salidas de un solo día, muy apegadas a sus puertos base y para las que la merluza y el verdel son dos de sus especies clave.

Por lo demás, el resto de especies no sufren grandes cambios. La anchoa, una campaña fundamental para nuestros arrantzales, mantiene la cuota de este año, 33.000 toneladas, el rape también mantiene su cuota en el Golfo de Bizkaia con casi 9.000 toneladas y se aumenta el TAC del gallo en aguas ibéricas un 20%.

Las cofradías vascas no están satisfechas

Los arrantzales tienen claro que podía haber sido peor, sobre todo en el caso d ela merluza, donde la recomendación era un recorte del 30% que se ha quedado tan solo en el 12%, pero desde luego, no consideran que sea una buena noticia.

Tanto el presidente de las cofradías gipuzkoanas, Eugenio Elduayen, como el de las bizkainas, Iñaki Zabaleta, auguran un año complicado para la flota artesanal, aunque Zabaleta espera que una buena campaña del bonito ayude a compensar las pérdidas y a capear el temporal que se les avecina a estas pequeñas embarcaciones.

De hecho, en las reuniones de finales de noviembre de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) se fijaba un total admisible de capturas (TAC) de bonito del norte de 33.600 toneladas para los próximos tres años, lo que supone un incremento del 20% respecto al tope de 28.000 toneladas vigente en 2017.

Pero, tal y como señalan los arrantzales, los TACs no son nada más que unas cifras de topes máximos en un papel, pero luego hay que esperar a que el pescado se acerque a nuestras costas para poder pescarlo, y eso nunca se sabe hasta que sucede.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?