Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Pacto por el Mar Menor critica que no se ha estudiado la repercursión que tendrá la disminución de la sanilidad

La Plataforma ciudadana asegura que los estudios sobre las golas confirman lo que ya se sabía desde los años 70 con la apertura del Estacio: que bajará la salinidad y producirá cambios en la temperatura de las aguas del Mar Menor

El Pacto por el Mar Menor se ha referido a los últimos estudios encargados por la consejería de Medio Ambiente señalando que vienen a confirmar lo que ya se sabía desde que se abrió el Estacio en los años 70. Sin embargo, no les consta, señalan, "que se haya hecho ningún estudio de la repercusión ecológica que se produciría en el Mar Menor por esa disminución de salinidad y cambios de temperatura".

Tampoco les consta, añaden, "que se hayan llevado a cabo estudios medioambientales sobre los efectos que produciría la llegada de aguas cargadas de nutrientes y de distinta salinidad a las praderas de posidonia en el Mediterráneo".

Esta plataforma explica que no entiende el empeño del Gobierno regional en abrir golas, en vez de solucionar el problema en origen, es decir, evitar la entrada de nutrientes en el Mar Menor, entre ellos los procedentes de la agricultura intensiva e industrial, una de las mayores causantes del desastre medioambiental de la laguna.

En un comunicado señalan que "creemos que no hay ninguna garantía de que esos dragados no vayan a empeorar el estado del Mar Menor, ni de las consecuencias irreversibles que podrían tener, por lo que entendemos que no se deberían llevar a cabo esas actuaciones por el principio de precaución".

 

7 miembros del Comité Científico no respaldan el dragado de las golas porque no se han hecho valoraciones previas de su impacto

 

Se trata de Miguel Ángel Esteve, Francisca Giménez Casalduero, Rosa Gómez, Gonzalo González, Julia Martínez, Mar Torralba y Francisco Robledano.

Estos profesionales señalan que el Comité Científico del Mar Menor no ha evaluado las consecuencias de potenciales dragados y no ha tomado decisión alguna al respecto. Para evaluar las consecuencias de potenciales dragados es necesario tener en cuenta sus impactos sobre la ecología lagunar, las comunidades biológicas, las especies protegidas y los hábitats existentes en la laguna, en Marchamalo y en las Encañizadas, aspectos todos ellos que, como es lógico, no forman parte de los objetivos del grupo de trabajo de Hidrodinámica y, por tanto, no aparecen en su informe.

Dicen que no es cierto que los integrantes del Comité Científico del Mar Menor hayan dado luz verde a los trabajos para recuperar el calado de Marchamalo y las Encañizadas, es decir, para su dragado. Tampoco es cierto que en la reunión del mismo tomaran decisión alguna al respecto e insisten en que la decisión de la Comunidad Autónoma de dragar Marchamalo y las Encañizadas no está avalada por el Comité Científico. Julia Martínez, una de las firmantes así nos lo contaba.

Los miembros del Comité Científico del Mar Menor somos muy conscientes de que las opiniones del mismo son tenidas en cuenta por muchos ciudadanos preocupados por la situación actual del Mar Menor. Por ello queremos aclarar que este Comité no votó ninguna actuación, sólo fue informado del resultado de dos modelos hidrodinámicos que fueron discutidos técnicamente. Como ha ocurrido en otras ocasiones, la información publicada en los medios de comunicación no se ajusta a las deliberaciones y acuerdos que este Comité toma. En este caso además la información se distribuyó a los medios antes de que finalizara la propia reunión del Comité Científico.

Los firmantes insisten en que es imprescindible evaluar todas las consecuencias ecológicas de un posible dragado antes de tomar decisión alguna, tal y como se acordó ya en la anterior reunión del Comité Científico.

En este sentido recuerdan que las Encañizadas son parte de la identidad misma del Mar Menor y cualquier acción que pudiese afectarlas o alterarlas supondría una profunda afección, añadida, para el Mar Menor. Además, las Encañizadas constituyen un ecosistema enormemente frágil y vulnerable, albergan un hábitat único en el contexto europeo y frente a ellas se encuentra la población de la especie protegida Pinna nobilis, constituida por los supervivientes de la crisis de eutrofización del Mar Menor y de la fulminante epidemia que está provocando su mortandad masiva en el Mediterráneo.

Esta especie ha sido declarada recientemente en peligro crítico de extinción y las Encañizadas constituyen uno de los pocos reservorios de la especie en el litoral mediterráneo. Tampoco hay que olvidar las múltiples figuras de protección de las que gozan las Encañizadas, incluidas las figuras internacionales: LIC, ZEPA, Ramsar y ZEPIM, lo que justifica que las autoridades internacionales correspondientes (Comisión Europea, Secretaría Internacional Ramsar y Secretaría del Convenio Internacional de Barcelona) estén muy atentas a cualquier actuación que se realice en esta zona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?