Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA El primer ministro británico Boris Johnson, enfermo de COVID-19, sale de la UCI
Expolios

Un receptador de Santa Eulària entre los investigados por expoliar 42 piezas de yacimientos submarinos

La Guardia Civil ha llevado a cabo la Operación Garum

Un receptador de Santa Eulària entre los investigados por expoliar 42 piezas de yacimientos submarinos

Guardia Civil

La Guardia Civil ha incautado un total de 42 piezas arqueológicas en la actuación más importante contra el expolio de yacimientos submarinos en Baleares, conocida como la operación Garum.

En el marco de esta operación ha investigado a tres personas como presuntos autores de un delito de expolio de Patrimonio Histórico y a otras tres personas más por un supuesto delito de receptación de dichos objetos, entre ellos una persona residente en Santa Eulària.

Ha sido realizada durante varios días por el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y han practicado un total de siete registros domiciliarios en diferentes localidades de las Islas.

La técnica principal para la extracción de estos objetos ha sido el 'arrastre' a través de embarcaciones que utilizan este arte de pesca, ya que pueden extraer todo tipo de objetos del fondo marino gracias a la profundidad a la que son capaces de actuar.

Por la movilidad que tiene este tipo de buques a la hora de realizar su labor de pesca, las extracciones se han realizado en varios pecios distribuidos por toda la geografía del archipiélago balear.

Además, los investigadores del Seprona han sospechado que algunos de los expolios han sido llevados a cabo de forma manual por buceadores.

Según ha informado la Benemérita, los tres investigados como autores de un delito contra el patrimonio histórico por el expolio de yacimientos submarinos se han dedicado desde hace décadas a la pesca de arrastre. Así, con esta técnica han conseguido extraer gran cantidad de piezas a lo largo de los años, quedándose en su propiedad alguna de estas y realizando la venta de otras.

Como muestra de esa venta de objetos se ha investigado como autores del delito de receptación a otras tres personas, dos naturales de las localidades mallorquinas de Artà e Inca (Mallorca), y una de Santa Eularia des Riu (Ibiza).

Asimismo, las piezas recuperadas son en su mayoría ánforas de origen Romano con una antigüedad media que se aproxima a los 2000 años. Aunque la más antigua está datada del siglo III a.C., también se encuentran entre ellas jarras de cerámica con un posible origen medieval y ánforas de origen fenicio.

Todas las piezas recuperadas se encuentran depositadas en el Servicio de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca para su estudio, tasación y valoración definitiva.

De este modo, por la cantidad de piezas arqueológicas encontradas y la gran cantidad de fragmentos, desde el Instituto armado han expresado que ha sido la actuación más importante contra el expolio de yacimientos submarinos en Baleares y uno de los más relevantes a nivel nacional

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?