Últimas noticias Hemeroteca

La #Tuithistoria de Javier Ruiz

Un par de padres del otro equipo asisten alucinados al show. "Si le dice eso a mi hijo, la tenemos"

Tuithistoria fútbol

Tuithistoria fútbol

En un campo de fútbol base cualquiera. La historia de un entrenador-dragón y sus pupilos quemados por su fuego. El entrenador es pelirrojo. Al sol su pelo refleja aún más. Sus gritos son feroces. El dragón le llamo.

Los niños no tendrán más de 12 años. Aprendices de Ronaldo y Messi hasta en el mínimo de los gestos.

Uno de ellos marca y se quita la camiseta y hace el "siuuu". Tarjeta amarilla.

Otro corre el campo entero para empujar a un rival porque le ha dado una patada a su compañero.

Son los mismos ademanes. Las mismas poses. Hasta gritan igual. El entrenador dragón NO les anima. NO les motiva. Sus gritos son de espanto.

Continuas correcciones. Bronca tras bronca. Sólo reproches. Gritos. Bulla. Los niños miran al dragón con susto. Cada pérdida de balón es un infierno.

Un par de padres del otro equipo asisten alucinados al show. "Si le dice eso a mi hijo, la tenemos"

El partido está acabando. Van cero cero pero el equipo del dragón no domina. Uno de los chavales pierde el balón tontamente en el medio campo. Contraataque y casi gol. La bronca es gigantesca. El entrenador lanza una botella de agua al banquillo con rabia. Ha sido corner. Saca el equipo rival. Una bola templadita y fina. A la olla. Se hace el silencio. La bola pasa por varios pies. El delantero rival, en el barullo, la enchufa y gol. El dragón aúlla mientras los rivales celebran el golazo en el último minuto.

"Sois penosos", grita a sus jugadores. Y se marcha al vestuario dejando a los suplentes solos en el banquillo.

Los suplentes -críos de 12 años-le imitan increpando a sus propios compañeros. ¿Qué han aprendido? ¿Para qué ha servido este partido? ¿Cúal es la enseñanza de este JUEGO?

La victoria como único objetivo.

Ganar como única motivación.

La derrota como humillación.

Perder, pretexto para el escarnio.

Insisto: críos de 12-13 años. Y luego no queremos que pasen cosas. Fin

Javier Ruiz

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?