Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Alfred Cobami bate su propio récord mundial

Encerrado en un sarcófago de hielo a una temperatura media de -10 grados centígrados

El ilusionista Alfred Cobami ha conseguido fulminar su propio récord mundial ‘Congelado’, de 2 horas y 47 minutos, encerrado en un sarcófago de hielo a una temperatura media de -10 grados centígrados, superándolo hasta llegar a las 3 horas y 34 minutos.

Cobami ha conseguido batir su propia marca en un escenario al aire libre, en la talaverana plaza de San Francisco, ante más de 3.500 personas que durante toda la tarde de este jueves ha pasado por el escenario en el que se instaló el sarcófago helado.

Este reto mundial ha estado auspiciado por la Asociación del Comercio de Talavera, dentro de su programa de actividades de la campaña de Navidad, con el objetivo de incentivar las visitas a la zona comercial.

Desde las cinco de la tarde, multitud de talaveranos han podido comprobar tanto la consistencia del sarcófago de hielo, que se ha construido con bloques de 18 centímetros de grosor y 20 kilos de peso, como la evolución del protagonista, al que se le han tomado las constantes vitales de saturación, temperatura y pulso cada quince minutos.

Ataviado únicamente con un pantalón y una camiseta de algodón y envuelto en papel de plástico transparente para evitar quemaduras por el hielo, Cobami ha mostrado la fuerza de la mente no sólo aguantando el gélido contacto del material, sino fotografiándose con todos los que se han acercado al sarcófago hasta prácticamente las tres horas, cuando las constantes vitales han fluctuado y ha necesitado mayor concentración.

Pese a ello, pasadas las 3 horas y 6 minutos aún esperaba cerca de un centenar de personas para poder comprobar por sí mismos cómo el ilusionista permanecía tan solo con la cabeza fuera del gran bloque de 2.000 kilos de hielo.

Superado el reto, el público ha estallado en un caluroso aplauso que ha hecho que el mentalista decidiese continuar, previa toma de constantes vitales, que corroboraban que la temperatura, de 33 grados, aún era compatible con la vida.

Cuando el cronómetro marcó las 3 horas y 25 minutos, el equipo de Alfred Cobami inició las labores de deshielo, quitando uno a uno los bloques, hasta que el mago pudo ser rescatado, marcando el crono las 3 horas y 34 minutos.

La plaza de San Francisco estalló en ese momento en una fuerte y continuada ovación al ilusionista, que fue trasladado a una ambulancia de soporte vital básico por el equipo de Técnicos en Emergencias Sanitarias del centro formativo Ébora Formación y Cruz Roja Talavera, para comenzar su recuperación, tras la certificación del récord por el abogado Emilio Gutiérrez.

3 horas y 34 minutos. Un récord mundial que en Talavera se aúna al afán de la Asociación del Comercio de la ciudad de seguir luchando por un futuro para el comercio local.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?