Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 25 de Febrero de 2020

Otras localidades

Categorías inferiores

Esta semana charlamos con Galder Dwomoh, delantero de Sestao que está a punto de cambiar el Santurtzi por el fútbol maltés, y Eneko Undabarrena, uno de los capitanes del Leioa

Eneko Undabarrena, mediocentro de la SD Leioa, y uno de sus capitanes y pilares, y el delantero hasta ahora del Santurtzi, Galder Dwomoh, que se va este jueves a Malta al fichar por el Victoria Hotspurs, en la pequeña isla de Gozo, se pasaron por Radio Bilbao.

“Estuve en verano probando (en este caso en el Balzán), no salió, pero me gustó el ambiente, la isla, la gente. Me han llamado ahora y la verdad es que no me lo pensé”, narra Galder, de 27 años y una planta imponente de 1’94 de estatura. “Estoy con ganas e ilusión de marchar ya para allí”, reitera. De momento se va hasta mayo, cuando acaba la Liga, y después “ya veremos. Me han dado las condiciones personales y profesionales. Voy a hacer 28 años en febrero, el fútbol dura un tiempo y quiero antes de dejarlo me quiero quitar la espina y no pensar qué hubiera pasado”, señala convencido de este volantazo en su vida deportiva.

Va a vivir solo en una casa, al lado de la playa, en un equipo donde compartirá vestuario con “un argentino y un par de brasileños” con entrenamientos “menos intensos”. Sostiene que el nivel de la Primera del fútbol maltés es “como un Segunda B en España luchando en mitad de tabla para arriba si es uno de los mejores de allí”.

Un Santurtzi que, además de dar luz verde para que Galder emigre, sigue en encaramado en zona noble pese a que ya han pasado 19 jornadas: “La verdad es que hay muy buen equipo y compañeros, con las ideas claras, sabemos a los que jugamos. Sí veo al equipo luchando por los puestos de arriba en Tercera y les deseo lo mejor, siempre voy a ser un morado más”.

Por su parte, Undabarrena, ex volante de Santutxu, Somorrostro, y ya en Segunda B, SD Amorebieta y SD Leioa, al que también le cortejaron filiales como Getafe y Levante, o el Burgos, decidió quedarse por Bizkaia mientras acaba su carrera de Ingeniería Mecánica. “A ver si finiquitamos ya la carrera”, lanza el jugador bilbaíno, que reconoce que “el fútbol es bastante efímero y por ello hay que estudiar”.

Sobre esos intereses foráneos desliza que “son cosas que hubo por ahí, pero no se concretaron y no hubo nada escrito. Pasamos página y siempre hay retos por delante”, aporta. De momento se centra en el Leioa y en los “retos” que mantiene por delante en Segunda B: “Es mi segundo año y todo el mundo se porta superbién en el club”, describe.

Un equipo de Lambea que arrancó con lustre y que los últimos encuentros ha perdido gas, sobre todo a causa de los goles encajados a balón parado: “Es algo que tenemos que mejorar, vamos en mitad de tabla y todos los partidos se deciden por detalles. Es una pena que hagas partidos buenos y por detalles se te escapan puntos, lo que te hace estar más arriba o más abajo. Si corregimos esto estaremos más arriba”, explica.

A Lambea no le ha sentado bien estos errores de estrategia: “Es normal, después de preparar ese tipo de jugadas toda la semana para que te cuesten puntos. Pero queda la mitad de Liga para solucionarlo”. Eneko, que suma dos goles en Copa y uno en Liga, pese a su juventud, es capitán junto a Aitor Córdoba, lo que denota su solvencia: “Somos dos chicos tranquilos, él también estudia, somos responsables y de los pocos que seguimos del año pasado”, zanja.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?