Sábado, 02 de Julio de 2022

Otras localidades

Justicia

El expediente electrónico en la justicia valenciana podría comenzar a ser una realidad antes del fin de la legislatura

La Generalitat trabaja en un convenio para traer aquí el sistema navarro "Avantius" ante la desidia del ministerio de Rafael Catalá que parece haber renunciado a la modernización

Gabriela Bravo, consellera de justicia

Gabriela Bravo, consellera de justicia / Cadena Ser

Fue una de las banderas con las que llegó Rafael Catalá al ministerio: conseguir que el primero de enero de 2016 no hubiera papel en los juzgados. Hoy seguimos prácticamente como al principio. Gabriela Bravo, la consellera de justicia, lo resume con una palabra "es un desideratum", una quimera en toda España.

Según Bravo, el mismo ministerio que estableció plazos se durmió y no lidera un proceso que precisaría de un elevado grado de homogeneización. Pero la realidad aprieta y siendo la justicia un derecho básico las autonomías han intentado paliar, en la medida de sus posibilidades, las carencias y la desidia ministerial.

En el caso valenciano es competencia de la Generalitat crear y mantener el nuevo sistema de gestión procesal y la nueva herramienta que permita la digitalización. Dado que los últimos encuentros con el ministerio no han servido para nada por falta de concreción, de plazos y hasta de proyecto, el gobierno valenciano ultima un acuerdo con el gobierno navarro para aplicar su sistema tras haber analizado los sistemas de otras autonomías como Catalunya, Canarias y Euskadi.

Gabriela Bravo explica que han decidido aprovechar la experiencia de otros y aplicar un sistema que funciona y del que todas las referencias que llegan son inmejorables. El sistema Avantius ha sido desarrollado por una empresa pública navarra.

Después de fiestas comenzarán los contactos para fijar las condiciones y plazos del convenio que permitiría soñar con el comienzo de la digitalización de la justicia valenciana antes del fin de la legislatura con, además, un ahorro importante al evitar el coste que supondría desarrollar un sistema propio, 100% valenciano.

Explica Gabriela Bravo que cuando llegaron a la Generalitat encontraron un sistema, el Cicerone (todavía es el que funciona aquí) agotado y obsoleto. El Consell del PP había aprobado una serie de parches que ya se quedaban cortos. Entonces el equipo de Bravo apostó por, al menos, garantizar las comunicaciones telemáticas. Y eso, que todas las comunicaciones puedan realizarse vía telemática será una realidad a partir de febrero cuando se sume Valencia a ese nuevo sistema.

Asimismo, la conselleria ha conseguido hacer compatibles también el sistema que usan los jueces y los fiscales con la plataforma nacional Lexnet; ha incorporado la firma electrónica de documentos en los procesos de gestión; ha habilitado la notificación telemática a profesionales y el intercambio de información entre sistemas distintos.

Al tiempo, entre enero y marzo los jueces y los fiscales valencianos contarán con 292 ordenadores portátiles de alta prestación que les permitirán trabajar ya con los documentos digitalizados desde sus domicilios.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?