Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Euskaltzaindia borra el sexismo de su diccionario

El pleno de enero decidirá sobre una propuesta para modificar 450 formas androcéntricas o sexistas

Que el euskera no es exista es una creencia muy extendido, pero es una verdad a medias. Según ha explicado a 'La Ventana Euskadi', Miriam Urkia, miembro del diccionario unificado de Euskaltzaindia, en euskera "no existe el género tal y como se entiende en lenguas cercanas como el francés o español, pero en los verbos alocutivos aparece el género y también en el léxico, sobre todo, en relaciones de parentesco".

Partiendo de esta premisa se entiende el encargo que tienen los académicos de la Academia de la Lendua vasca para el pleno del mes de enero: pronunciarse sobre 450 formas que Urkia y otros miembros del diccionario han propuesto adecuar al siglo XXI y a una concepción de la sociedad menos sexista y androcéntrica.

Urkia cuenta cómo surgió la idea de revisar el diccionario. "Una cosa es la entrada y otra cómo la definimos. Según íbamos haciendo la segunda edición del diccionario nos empezaban a chirriar algunas cositas, las definiciones venían de antes y respondían a un modelo anterior de sociedad". Decidieron entonces esperar a terminar la segunda edición para hacer una revisión general en todo lo relacionado con parentesco o dinastías

Algunos de los términos cuya definición proponen cambiar son: "suegro", antes, "el padre de la mujer o el padre del marido"; ahora: "el padre del cónyuge" (lehen "senarraren aita emaztearentzat edo emaztearena senarrarentzat"; orain, "ezkontidetako baten aita beste ezkontidearentzat"). Lo mismo con "nuera": de "mujer del hijo" a "mujer del hijo o la hija"; "divorciarse" ("senar-emazteak elkarrengandik legez bereizi" izatetik  "ezkontideak elkarrengandik legez bereiz" izatera).

En cuanto a dinastías, Urkia pone como ejemplo de los cambios propuestos la definición de "Infanta": hasta ahora "erregearen alaba erreginagaia ez dena" (la hija del rey que no puede acceder al trono); ahora, "monarka baten alaba" (hija de un o una monarca). "En el diccionario hasta ahora sólo podían abdicar los reyes, no las reinas", explica Urkia, porque "teníamos la conciencia de que eran los hombres quienes reinaban o tenían los cargos".

Pero esa situación ha cambiado y Euskaltzaindia se adapta a ella con esta propuesta. "Las Academias siempre van detrás de la sociedad y los cambios que se producen en ella tienes que trasladarlos al diccionario. Euskaltzaindia no puede vivir fuera de los cambios de la sociedad", sentencia Urkia.

La propuesta ha obtenido ya el visto bueno de una comisión intermedia de la Academia y fue "acogida de buen grado" por el pleno del pasado 22 de diciembre. Ahora, los académicos disponen de un mes para hacer sus comentarios o presentar sus objeciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?