Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

La Columna

Menos ‘aporofobia’ y más ‘defraudofobia’

Que más de una cuarta parte de la economía de la Comunitat Valenciana esté sumergida es una “pasada”

Utilizando las nuevas palabras aceptadas por la RAE, que más de una cuarta parte de la economía de la Comunitat Valenciana esté sumergida es una “pasada”.

El conseller Rafael Climent hizo un “contaje” y presentó una campaña para concienciarnos a todos sin ser demasiado coercitivos, decía, cayendo en el “buenismo”. Y no lo digo “chusmeando” del conseller o “antagonizando”, pero en esto no somos "germánicos".

Este es un mal secular de nuestra economía; no es “posverdad”; contra el mismo no caben “postureos”, ni “mariposear”. Es un “montón” de dinero el que está oculto.

Hasta los académicos introduciendo estas nuevas palabras han huido de lo políticamente correcto y es que tenemos un problema de “cubicaje”.

Lo de la economía sumergida no es algo residual de empresas manufactureras -lo vemos a golpe de “clic”- y apelar al “fair-play”, con la cantidad de “notas” que “comadrean”, es actuar como “querubines”.

Tenemos que meter la economía sumergida en un “táper” y necesitamos “maceros” o “exorcistas” -también les podríamos llamar inspectores- que repriman esta práctica y que hagan que seamos “monocatenarios”. No solo podemos bailar un “vallenato”.

Nos sobra “aporofobia” y nos falta más fobia al defraudador. O “defraudofobia”, podría ser otro termino a introducir.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?