Últimas noticias Hemeroteca

La Asamblea Feminista de Donostia llama a la huelga del 8 de marzo

Entre las acciones reivindicativas estarán una "bicicletada desobediente", una "Tuperfest", o una gymkana revoltosa

Las responsables han pedido que si los hombres acuden a las movilizaciones de la tarde, no estén en primera fila y no den órdenes a las mujeres. /

El próximo 8 de marzo las mujeres han sido llamadas a una huelga clásica por la Asamblea Feminista de Donostia. "Nosotras paramos en el empleo, en los estudios, en el trabajo de cuidados y en el consumo. Es una forma de denunciar el actual sistema patriarcal que margina y que convierte a las mujeres en objetos de consumo estereotipados", ha indicado la portavoz de la Asamblea, Irati Salsamendi.

Para manifestarse en contra del modelo social realizarán numerosas acciones reivindicativas como una "bicicletada desobediente" en Amara Berri, una "Tuperfest" donde se compartirá la comida traída de casa en la Plaza Gipuzkoa, o una gymkana revoltosa. Junto a estas, también estarán las más habituales como una concentración y una marcha en columna. "La manifestación tendrá cuatro pilares: las estudiantes saldrán desde Ibaeta, las mujeres asalariadas desde los juzgados de Atotxa, las cuidadoras desde el ambulatorio de Gros, y la columna crítica con el consumo lo hará desde el Mercado de San Martín", ha expuesto Salsamendi. Todas ellas llegarán a las ocho al Boulevard.

Desde la Asamblea Feminista de San Sebastián han hecho un llamamiento para que las donostiarras hagan huelga de "trabajos reproductivos", no hagan compras, sobre todo en grandes centros comerciales por ser "símbolo de la explotación laboral", a que cuelguen delantales en balcones y ventanas, y luzcan un brazalete morado.

"El papel del hombre durante esta huelga es el de ocuparse de los trabajos de cuidados, defender el derecho de huelga de sus compañeras, apoyar al movimiento feminista donando su salario de ese día u organizando una caja de resistencia y dejar de consumir", ha indicado la portavoz. Además, las responsables han pedido que si acuden a las movilizaciones de la tarde, no estén en primera fila y no den órdenes a las mujeres.

Una fiesta de "fin de huelga" en el Guardetxe pondrá el colofón al 8 de marzo organizado por la Asamblea Feminista donostiarra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?