Últimas noticias Hemeroteca

La Comunidad dispara las denegaciones de casas de acogida a mujeres maltratadas

Desde 2015, el Gobierno madrileño ha rechazado una plaza de acogida a 47 mujeres maltratadas que habían sido derivadas por los servicios sociales de los Centros de Emergencia

La Comunidad de Madrid tiene cuatro centros de acogida para mujeres maltratadas, con una capacidad de 92 plazas disponibles – contando madres e hijos- donde las víctimas pueden residir un máximo de 12 meses.

Para que las mujeres maltratadas sean admitidas, previamente tienen que haber pasado por uno de los cinco centros de emergencia que tiene la Dirección General de la Mujer, donde pueden permanecer un máximo de 2 meses (es el primer nivel de atención). Desde allí, técnicos cualificados de los diferentes ayuntamientos y de la propia Comunidad de Madrid evalúan cuáles de estas víctimas necesitan una atención integral para su traslado a una de las cuatro casas de acogida.

En lo que va de legislatura, desde que Cristina Cifuentes llegó al Gobierno madrileño (2015) y hasta 2017, se ha disparado el número de solicitudes denegadas, por la Comunidad de Madrid, a mujeres maltratadas para que fuesen atendidas en las casas de acogida, tras la derivación requerida por los servicios sociales. Por ejemplo, en 2017 la Comunidad de Madrid rechazó el 27% de las solicitudes, según los datos oficiales de la Consejería de Políticas Sociales, que figuran en una respuesta parlamentaria remitida a Podemos. De 99 peticiones tramitadas por los servicios sociales, se denegaron a 27 a mujeres ese traslado. Precisamente, en ese año, se registraron 26.959 denuncias por violencia machistael dato más alto de los últimos 9 años-, según el portal estadístico del Ministerio de Sanidad e Igualdad.

Esa situación no es aislada. Los datos de la Consejería de Políticas Sociales acreditan que estas denegaciones han crecido año tras año. En 2015 se rechazó el 6’35% de las peticiones de los servicios sociales (se denegó una plaza de acogida a 4 mujeres). En 2016 esas denegaciones alcanzaron el 18’18%, o dicho de otra forma, hubo 16 mujeres que no fueron derivadas, pese a que los técnicos de los servicios de emergencia habían propuesto su traslado.

¿Por qué hay tantas denegaciones?

En la Consejería de Políticas Sociales no tienen una explicación de por qué se ha producido una escalada en el número de denegaciones a casas de acogida. Pero la nueva Directora General de la Mujer, Paula Gómez-Angulo sí deja caer dónde puede estar el origen del problema, en la falta de plazas: “Hay mujeres a las que se les alarga el periodo de estancia en un centro de emergencia (tienen dos meses como máximo) porque no se les puede derivar, porque en ese momento no existe una plaza en un centro de acogida”. Paula Gómez-Angulo admite en la SER que la Comunidad de Madrid debería tener más plazas para estas víctimas: “Somos conscientes de que sería bueno ampliar el número de plazas”. De hecho, añade que actualmente, “se está trabajando con distintos ayuntamientos y con entidades sociales para ver la posibilidad de ampliarlas”.

pODEMOS DENUNCIA QUE "EL pP NO ESTÁ SABIENDO DAR RESPUESTA A LAS NECESIDADES DE LAS MUJERES MALTRATADAS"

El diputado de Podemos Pablo Padilla lleva meses intentando que la Consejería de Políticas Sociales le explicase los motivos por los que hay mujeres maltradas, cuya derivación a un centro de acogida ha sido denegada. "Siempre nos han dicho que aplican un protocolo", pero nunca han conseguido dar con él, según ha explicado este diputado a la Cadena SER. "Ahora se confirman nuestros temores. Las políticas públicas que está llevando a cabo el Partido Popular no están sabiendo dar respuesta a las necesidades de las mujeres maltratadas", añade. Pablo Padilla lamenta que "pese al trabajo profesional e infatigable de las trabajadoras sociales, psicólogas y expertas, el problema de la violencia machista seguirá siendo estructural, mientras el PP no se decida a poner más recursos contra la violencia machista".

3 de cada 10 peticiones son rechazas

La Cadena SER también ha consultado a la actual responsable de la dirección de la Mujer qué criterios se están siguiendo para denegar esas derivaciones de víctimas a casas de acogida. “Cada caso es diferente. No hay un criterio unánime para tratar a todas las mujeres igual. Cada mujer tiene una circunstancia personal que se evalúa con un equipo técnico de profesionales”, ha explicado Paula Gómez Angulo. Sin embargo, la propia Consejería de Políticas Sociales explicó por escrito, en otra respuesta parlamentaria, que el criterio que utilizan para aprobar o desestimar esos traslados se basa “en el Protocolo de Centros Residenciales para Mujeres Víctimas de violencia de género de la Comunidad de Madrid”.

La realidad que recogen estos datos, entre 2015 y 2017, corresponden a la gestión que realizó la exdirectora general de la Mujer, Lola Moreno, actual consejera de Políticas Sociales. Su sucesora defiende su gestión. “Hay un seguimiento muy técnico, muy profesional de cada caso. En ninguna circunstancia se deja a una mujer desamparada. Se hace un análisis de la situación individual de cada una de las mujeres”, ha apuntado.

Pero no hay que olvidar que no siempre el Gobierno madrileño ha ejecutado todo su presupuesto reservado para combatir la violencia machista. Por ejemplo, en 2015 dejaron de gastar 5 millones, tal y como avanzó la Cadena SER.

¿Quién puede ser atendida en un centro de acogida?

Las mujeres víctimas de violencia de género, mayores de 18 años o emancipadas, con o sin hijos, residentes en la Comunidad de Madrid y que necesiten protección y un recurso para la recuperación integral. Allí les ofrecen alojamiento seguro, así como manutención y otros gastos y personas a su cargo, por el tiempo necesario para llevar a cabo su recuperación, desde el ámbito psicológico, educativo, socio-laboral y jurídico, favorezca la normalización de la unidad familiar y la superación de los efectos de la violencia.

¿Quién decide aceptar la derivación a un centro de acogida?

La última palabra la tiene la Dirección General de la Mujer, este departamento es el encargado de estudiar las derivaciones de los casos que llegan a través de los Servicios Sociales y de los Centros de Emergencia (tanto municipales, como regionales). Hay un comisión de seguimiento de cada uno de los casos, en el que también están los responsables del Ayuntamiento de Madrid (que tiene 4 centros de emergencia con 74 plazas). Pero desde el consistorio madrileño aclaran que ellos “no tienen capacidad de decisión” para decir qué mujeres pueden ser o no derivadas, de hecho, fuentes municipales defienden que en muchos casos en esa comisión “no se siguen las recomendaciones de sus técnicos” para derivar a las mujeres que han pasado por sus centros de emergencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?