Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Un año sin Pedro Antonio Sánchez en San Esteban

El 4 de abril de 2017, Sánchez dimitió como presidente de la Región de Murcia, acechado por los casos Púnica y Auditorio de presunta corrupción política

Sánchez, acorralado por los casos de corrupción, anunció que se echaba al lado y dejaba la presidencia de la Región. /

Se cumple un año sin Pedro Antonio Sánchez en el Palacio de San Esteban. Un año desde que el entonces Jefe del Ejecutivo regional tuvo que echarse a un lado, acechado por los casos de corrupción 'Púnica' y 'Auditorio', que echaron por tierra su fulgurante carrera política.

Pero dimitía aplicando una máxima que mantuvo durante su trayectoria política: la mejor defensa es un buen ataque, pues entonces alegó que dimitía "para salvar a la Región de un tripartito, cuyo acuerdo que ya está consumado", según decía.

Lo cierto es que después de varios meses convulsos políticamente en la Región, que un día sí y otro también era protagonista de la crónica nacional ante las imputaciones judiciales de Sánchez, finalmente se marchó. La puntilla a su situación judicial la ponía una nueva imputación por el 'caso Púnica', después de conocerse la exposición motivada emitida por el juez Velasco.

Sánchez fue el cuarto presidente autonómico que dimitió de su cargo. Su marcha fue como presidente, porque siguió unos meses más como diputado autonómico en la Asamblea Regional, dando paso al actual presidente Fernando López Miras, a quien propuso él mismo sucederle.

Finalmente, su renuncia como diputado y presidente del PP se hizo efectiva el 27 de septiembre de 2017, "lo mejor en este momento" -decía- y alegando que se debían despejar liderazgos en el PP.

A las imputaciones por los casos 'Púnica' y 'Auditorio', se sumó hace unos meses, una tercera causa judicial abierta para el ex presidente, el llamado 'caso Pasarelas', que tiene que ver con la construcción de una pasarela peatonal sobre la rambla de Nogalte en su municipio, Puerto Lumbreras. También este caso se remonta a su época de alcalde lumbrerense.

Lejos de lo que proclamaba siendo presidente y para retardar la dimisión que todos le pedían, -que esas causas judiciales se despejarían en breve y a su favor-, aún hoy poco se ha avanzado en despejar su responsabilidad en los casos judiciales en los que está inmerso.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?