Últimas noticias Hemeroteca

A reírse por cojones

Haga usted chistes con lo que le dé la gana, la libertad es Sagrada e intocable. Pero por supuesto indígnese también con lo que le salga de sus humores

¡Qué de indignados con los indignados. ¡Indignaos solo con lo que la caterva de dignos indignados contraindignados os digan! ¡Sois indignos! ¡Indignantes! ¡Digno de indignación!

Del humor hay que reírse por cojones.

Los gangosos tienen que reírse con Arévalo por cojones.

Los negros deberían descojonarse con los chistes racistas por cojones.

Las mujeres con los machistas, por sus cojones.

Los gais con los de mariquitas, por cojones

Y por supuesto las madres de los niños muertos con las bromas sobre sus hijos muertos, por supuesto y por cojones.

La última moda pseudomoderna falsa progre es defender que la libertad es un carril de una sola dirección. Y que ustedes obedientes e inferiores deben reírse de lo que estos superlibres les ordenen, por sus cojones.

Pues mire no, a los que salen ahora defendiendo el humor como algo inocuo, qué no puede ofender, inofensivo, blandito, qué solo es broma, que solo un chiste, qué no corta, qué no duele, que no hiere, que no mata, que no estorba… que no es nada. Les digo que un carajo como una ofensa de grande. Con amigos así defendiendo el humor desde dentro, no necesita enemigos destruyéndolo desde fuera

Haga usted chistes con lo que le dé la gana, la libertad es Sagrada e intocable. Pero por supuesto indígnese también con lo que le salga de sus humores. Faltaría más. Eso sí, calcule y asuma las consecuencias de indignar a quien indigne. Y si indigna al que no era, afine la puntería. Si las bromas no ofendiesen yo no las querría para nada. Déjense de querer hacer bromitas gratis, sin respuesta, sin consecuencias, sin jugársela, sin efectos, sin nadie enfrente. Libertad, libertad, valor y puntería.

El humor es siempre humor, claro que sí, igual que el agua siempre es agua. Pero eso no significa que el humor y el agua signifiquen lo mismo. No es lo mismo beber agua harto de comer por sed, que tener que beberla por hambre de no haber comido. Y mira que el agua siempre es agua, pero harto de menudo sabe a gloria y a dieta da un asquito que parece que trae hasta pelos. El humor es siempre humor, como las gafas de sol son siempre gafas de sol, por eso el humor no siempre significa lo mismo. Que no es lo mismo un anuncio de sunglasses con Will Smith que con un niño necesitado en Ciudad del Cabo que no ha visto Bel Air en su vida. Y es que el efecto y la intención del humor como de las gafas de sol cambia bastante dependiendo de quien sea el negrito al que se las regales.

El humor ofende claro que sí, y a alguna gente que la entretenga su puñetera madre. No es lo mismo el humor cuando sube que cuando baja. No es lo mismo usar el arma poderosa del humor contra el opresor que contra el oprimido. El humor de abajo hacia arriba es un acto revolucionario, contestatario, pero de arriba a abajo un asqueroso caso de abuso, maltrato y bulling. Un cuchillo siempre es un cuchillo, pero que cada uno decida si lo usa para cortar jamón o para matar a sus vecinos.

Que de indignados con los indignados, que de modernas son las modernas, que de malajes con malaje y qué aburridos son los aburridos. A mí no me indigna casi nadie, desde luego no esta gente, pero la libertad es lo que tiene que va en las ddos direcciones, y donde las das tienes que mamar con lo que recibes. Menos llantitos y más risas. Libertad para todos. Sin miedo. Con coraje, sin paños calientes y asumiendo las consecuencias de escupir siempre parriba. Que por cojones aquí no queremos ni las risas.

 

Fdo: Uno de aquíabajo con humor de sobra pa los de arriba. Que siempre estará contra el opresor y junto al oprimido. Abran juego… Y a ver quien es el último que se ríe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?