Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

'Blondie' nos cuenta en una canción la historia de un acoso sexual

El grupo punk liderado por una chica rubia y potente, denunciaba en una canción titulada “One way or another” el acoso tremendo al que ellas están sometidas por hombres desconocidos o a veces demasiado conocidos

ONE WAY OR ANOTHER - BLONDIE. José Ibarra

Anda el país revuelto, y con razón, por la violación en grupo que sufrió esa adolescente en Pamplona, y más aún, por la incomprensible sentencia que dice que no fue violación, y la indignación todavía es mayor con el magistrado que dice que no fue nada y que si por él fuera, liberaría a los cinco violadores de esa muchacha asustada de 18 años a la que metieron en un portal a las cinco de la madrugada, la penetraron nueve veces por todos los orificios de su cuerpo, la grabaron en video, difundieron las imágenes, le robaron el móvil, la dejaron tirada llorando en el suelo... Madre mía: a esos 5 bestias solo les faltó matarla.

Fotos cortesía José Ibarra

No sólo las mujeres de este país se han indignado, muchos hombres también lo estamos. Y bueno, hoy, en LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN traemos un tema que habla de eso: del acoso sexual que sufren las mujeres. Tenemos canciones para todo, hay canciones que lo explican todo. Nos situamos en 1978, cuando un grupo punk liderado por una chica rubia y potente, denunciaba en una canción titulada “One way or another” el acoso tremendo al que ellas están sometidas por hombres desconocidos o a veces demasiado conocidos.

Es el caso de Debbie Harry, la líder de BLONDIE, el grupo que traemos hoy. Ella sufrió el acoso sexual de un exnovio que no toleraba que ella lo hubiera dejado y desde entonces se dedicó a acosarla todo el tiempo. “De una forma o de otra, te voy a encontrar, te voy a coger, te voy a coger, te voy a ganar, te voy a encontrar, un día, quizá la semana que viene. Pasaré por tu casa, y cuando las luces estén apagadas, miraré si hay alguien alrededor. Perseguiré tu autobús y estaré pendiente cuando te bajes”

Ese es el mensaje amenazante que Blondie oía de su ex y lo que hizo fue convertirlo en una canción a modo de mecanismo de supervivencia, poniendo ella en su propia boca lo que él le decía con amenazas. Es ella quien le interpreta, condenándolo. Canta con desagrado, con el asco que a las mujeres (y a todos nosotros) dan los babosos que las acosan y amenazan, transformando las palabras del acosador en el testimonio de tantas mujeres que han sufrido esos ataques.

Nada de amilanarse ni acobardarse; la actitud punk era de reaccionar, contraatacar. En eso el punk superaba al rock: le daba un papel más guerrero a la mujer, las luchas feministas encontraron más acomodo en el punk; los rockeros clásicos eran, no nos engañemos y por mucho que nos gusten, un pelín más machistas. Y en el último párrafo de la letra es ella la que amenaza; es Blondie la que acaba diciendo: “un día u otro te voy a engañar, te voy a dar esquinazo, de una forma u otra voy a perderte, te engañaré, iré al supermercado y te compraré comida de ratas”.

Fotos cortesía José Ibarra

Nuestra solidaridad con todas las mujeres acosadas, las abusadas y las violadas. Nuestro rechazo a los violadores y a los jueces que no saben ver ni condenar lo que todos y todas sabemos ver y condenar. LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN no guarda silencio con este asunto y ahí estaba la gran BLONDIE para regalarnos este tema punk-rock que reacciona ante la agresión masculina y lo explica todo: ONE WAY OR ANOTHER.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?