Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Se reduce ligeramente el abandono de animales

La Protectora de Plasencia es la primera entidad en Extremadura en expedir la Credencial Canina del Camino de Santiago

La presidenta de la Protectora de Animales, Salud Mateos, con uno de los últimos cachorros abandonados y la credencial canina /

 La Asociación Protectora de Animales y Plantas de Plasencia ha hecho balance del primer semestre del año 2018 en el que se han recogido 81 animales (77 adultos y 4 cachorros) abandonados por las calles de Plasencia o entregados por sus dueños y cedida su titularidad a la protectora, según ha destacado Maria Salud Mateos, presidenta de la protectora. Además se recogieron otros 5 animales a los que se pudo localizar a sus dueños.

Estos abandonos, además de reflejar la falta de responsabilidad de los dueños de los animales, refleja una “permisividad social” ya que en muchas ocasiones estos abandonos se producen en vía pública, en pleno día sin que nadie “haya visto nada o reconozca a nadie”. Desde la Protectora de Animales y recuerda que desde julio de 2015 abandonar un animal es delito según el Art. 377 bis del Código Penal: El que abandone a un animal de los mencionados en el apartado 1 del artículo anterior (todo animal no salvaje) en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Afortunadamente las adopciones han sido también numerosas, según Mateos, en total han sido 48 adopciones a nivel nacional y 47 adopciones internacionales gracias a la colaboración que se mantienen con protectoras francesas, belgas y holandesas.

Aunque el número de abandono es inferior al de adopciones se sigue arrastrando una situación de saturación por los animales abandonados en el segundo semestre de 2017. De la misma manera, hay muchas solicitudes de personas en poblaciones cercanas que informan de abandonos de animales o de la intención de abandonarlos en las instalaciones de la protectora, pero no es posible su recogida ya que son más de 100 los animales que se atienden actualmente.

Credencial canina

Por otro lado, la Asociación Protectora de Animales de Plasencia ha presentado la Credencial Canina del Camino de Santiago que puede adquirirse en las instalaciones de la Protectora para aquellas personas que quieran realizar dicha peregrinación con sus animales y conseguir la “Perregrina”.

Una iniciativa que se lleva a cabo desde la Asociación Protectora de Animales del Camino se Santiago (APACA) y que se ha puesto en marcha en este 2018. La idea original partió de dos voluntarios de la protectora placentina que la pusieron a disposición de la asociación gallega, obteniendo un gran éxito en sus inicios.

Hasta el momento las mascotas que acompañaban a los peregrinos no tenían ningún tipo de reconocimiento ya que queda fuera de las certificaciones que expide la Iglesia Católica. De ahí, que a idea de los voluntarios placentinos se haya creada una credencial como la que llevan los peregrinos y al finalizar el camino se puede conseguir la “Perregrina” en la sede de APACA.

Ya ha habido muchos perregrinos en estos meses e incluso se ha iniciado una petición dirigida al Papa Francisco para que se reconozca a los animales dentro del Camino de Santiago. Sobre todo, han sido peregrinos internacionales y nacionales que realizan el camino por la zona norte.

Por ello, queriendo potenciar el Camino de Santiago por la ruta de la Plata es por lo que la protectora placentina se transforma en expedidora de esta credencial y se suma a las Catedrales placentinas y el Templo Cofrade de Santo Domingo a la hora de sellar esta credencial.

El coste de la credencial es de 3 euros que van íntegros para APACA, para que pueda seguir desarrollando su labor de recogida y recuperación de animales perdidos o abandonados a lo largo del camino.

Abandonos estivales y cultura de las castraciones

Una de las principales preocupaciones que hay ahora mismo en la protectora de animales es el aumento de los abandonos que se producen en el periodo estival. Esos cachorros tan graciosos de las navidades que ahora se convierten en un estorbo a la hora de ir a las vacaciones. Les volvemos a recordar que ese abandono es un delito, como el conducir ebrio, o el agredir a otra persona.

Otra de las preocupaciones es el abandono cada vez más frecuente de camadas de cachorros. Abandonos en puertas de centros educativos, contendores o la propia calle. La última han sido 6 cachorros hace pocos días que están cuantificados en el segundo semestre. Además, da la casualidad que es una camada muy parecida a otra recogida hace unos seis meses. Por ello, recordamos la necesidad de castrar, sobre todo a las hembras, para no tener camadas indeseadas.

De la misma manera, queremos desechar mitos sobre la castración, las hembras no tienen que tener un primer celo o una primera camada antes de ser castradas. Es una vieja creencia que no tienen ningún tipo de beneficio para el animal, tal vez lo contrario ya que provoca mastitis, ulceras y tumores en las hembras. Además, en esos primeros celos, también pueden producirse camadas que no son deseadas y que terminan abandonadas, sino peor.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?