Últimas noticias Hemeroteca

El colapso de los módulos del puerto deja a decenas de inmigrantes libres

La Policía Nacional se enfrenta a la custodia de más de 300 personas en unos módulos desbordados

Colpaso de los módulos del puerto por la llegada de inmigrantes. /

La presión migratoria en el Mar de Alborán pone en jaque el sistema español de extranjería. Decenas de inmigrantes irregulares quedaron en libertad la tarde del lunes ante la falta de espacio en los módulos de custodia temporal del Puerto de Almería. El recinto habilitado en el Muelle de Poniente exprime su capacidad de acogida (no hay datos oficiales sobre su aforo), mientras la afluencia de pateras se mantiene constante. Agentes de la Policía Nacional custodiaron ayer a más de 300 personas en los módulos portuarios, además de 47 mujeres retenidas en los calabozos de la Comisaría Provincial de Almería mientras se tramitaban sus expedientes de extranjería.


Sin espacio en los CIEs y sin posibilidad de una custodia temporal en los módulos (máximo 72 horas), miles de inmigrantes han quedado en libertad desde principios de año (generalmente con un aviso a las ONGs por si pudieran prestar asistencia de emergencia). La situación es crítica. De hecho, autoridades se desplazó hasta el módulos hace unos días para conocer el estado del recinto y buscar soluciones a un problema que genera inquietud en el Ejecutivo (también estuvieron en el Centro de Inserción Social).


Según datos del Ministerio del Interior, hasta el 30 de septiembre habían entrado irregularmente en España más de 41.000 personas, lo que supone un aumento del tráfico clandestino del 143 por ciento respeto a 2017. Solo en la jornada del lunes, Salvamento Marítimo informó del rescate de 357 personas de ocho pateras en el Estrecho de Gibraltar, 303 personas de seis lanchas en el Mar de Alborán y 31 personas de otro bote cerca de Fuerteventura.

Recursos

Al Puerto de Almería llegaron 196 personas sobre las 22 horas de lunes, poco después de la salida de decenas de africanos con expedientes de expulsión y sin posibilidad, en la práctica, de ser repatriados a sus países de origen. En la recepción de los inmigrantes irregulares están movilizados recursos de Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, la Agencia Europea de Guarda de Fronteras y Costas (Frontex), la Policía Nacional, los Juzgados de Instrucción y las ONGs.

 

Además, por primera vez en las operaciones de rescate, un barco civil privado se pone a disposición de Salvamento Marítimo para colaborar en la localización de los botes. Una nave de la ONG Proactiva Open Arms está en el Puerto de Motril (Granada) desde la pesada semana para cooperar en el Mar de Alborán. Durante el fin de semana realizaron maniobras para preparar su intervención en estas aguas.


Más de 500 personas han muerto o desaparecido en Alborán y el Estrecho en naufragios de embarcaciones clandestinas. Es la cifra de fallecidos más alta en esta ruta desde que existen registros.

 La Policía Nacional tramita los expedientes de expulsión de los inmigrantes irregulares interceptados, sin embargo, solo una pequeña parte se materializan. Según de Interior facilitados en el Senado, el año pasado se incoaron 20.143 expedientes de expulsión y solo 2.452 se materializaron. Esto es, unicamente un 12 por ciento de los inmigrantes volvieron a sus países.

Se trata en su inmensa mayoría de ciudadanos de Marruecos y Argelia, estados con los que España tiene acuerdos de repatriación (con condiciones distintas y límites de personas diarias). Con los países subsaharianos, la falta de convenios impide en la práctica las repatriaciones de los inmigrantes irregulares. El porcentaje de repatriaciones se ha mantenido en estos niveles en los últimos años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?