Últimas noticias Hemeroteca

La Comunidad gastará más de 11 millones en cuatro años para pagar a los orientadores de los colegios concertados

La medida se ha incluido en los presupuestos de 2019 a pesar de que aún no tiene el visto bueno del consejo escolar de la región

Los colegios concertados de la Comunidad de Madrid recibirán casi doce millones de euros de dinero público entre 2019 y 2022 para contratar a sus propios orientadores en educación primaria. La medida, que se va a introducir por primera vez en 2019, ya se ha incluido en el proyecto de presupuestos aprobado por el gobierno regional y pactado entre PP y Ciudadanos a pesar de que será este miércoles cuando comience a estudiarse en el Consejo Escolar de la región. Este órgano en el que están representados la administración, los docentes y las familias, verá hoy por primera vez el nuevo decreto con el que la Comunidad regula el servicio de orientación en los centros educativos subvencionados.

Según la memoria elaborado por la consejería de Hacienda para la puesta en marcha de esta medida, para enero de 2019 se ha previsto inicialmente la dotación de servicio de orientación a 75 centros, por lo que se financiará con algo más de un millón de euros. El gasto irá aumentando en los cuatro años siguientes a medida que el servicio se vaya ampliando a todos los colegios concertados hasta llegar a los 428 que existen actualmente. En este sentido, según esta memoria económica, en 2020 el gasto será de dos millones de euros, casi de cuatro millones en 2021 y de más cuatro millones y medio en 2022. En total, una inversión de dinero público que rozaría los doce millones en este periodo.

El dinero irá destinado a pagar la nómina de aquellos orientadores que sean contratados por los centros privados subvencionados con fondos públicos. Estos profesionales se encargarán de evaluar a los alumnos de estos colegios y determinarán las necesidades y recursos que precisan los centros donde han sido contratados. Una situación que según la FAPA Giner de los Ríos supone un agravio comparativo con los alumnos de los centros públicos que, como hasta ahora, seguirán siendo evaluados por un equipo central de orientadores educativos ajeno a los centros. "Llevamos años solicitando la necesidad de tener más orientadores en los centros públicos desde hace años", explica el presidente de la FAPA Camilo Jené, "y no solo la consejería de educación nos lo niega sino que va a financiar con nuestro dinero a los centros privados concertados en un paso más hacia la privatización". Este nuevo sistema, según Jené, "ayudará a la ya existente segregación del alumnado y la elección del mismo por parte de los centros privados concertados". Desde Comisiones Obreras, recuerdan que las plantillas de orientadores en todos los centros educativos están congeladas dese 2007.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?