Lunes, 24 de Enero de 2022

Otras localidades

Autopistas peaje

Las desventajas de hacer gratis la AP1

Más de 300 puestos de trabajo peligran sumando la plantilla de Europistas y la hostelería de la Nacional Uno

Autopistas peaje: Las desventajas de hacer gratis la AP1

Plantilla AP1

Medio centenar de empleados de Europistas afectados por la liberalización de la autopista de peaje AP-1 se han vuelto a manifestar, esta vez en el peaje de Armiñón, para demandar soluciones a su futuro laboral y pedir la subrogación de sus puestos de trabajo. Creen que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, les está tomando el pelo y pone a los ciudadanos en una situación de riesgo. Al no haber adjudicado todavía el mantenimiento y limpieza viaria invernal no se sabe cuántos trabajadores de la actual concesionaria serán absorbidos y cuántos se quedarán sin empleo. El presidente del Comité de Empresa, Jesús Mateo, cree que la nueva empresa de mantenimiento no tendrá tiempo para planificar sus trabajos, cuando el invierno ya está encima. Mientras tanto, las negociaciones del Expediente de Extinción por el que se despedirá a los más de 100 trabajadores de la actual concesionaria, Europistas, se complican por esta misma incertidumbre. La negociación debe terminar el 14 de noviembre para comunicar los despidos al día siguiene, quince días antes de la extinción de los contratos y del final de la concesión del peaje. Sin embargo, Mateo advierte de que no es lo mismo tener que indemnizar a toda la plantilla, la mitad o la tercera parte y eso depende de cuántos seguirán trabajando. Como gesto de buena voluntad con la empresa, los trabajadores han desconvocado las jornadas de huelga que iban a desarrollar este mes y que han sustituido por concentraciones. Sin embargo, la asamblea valorará en los próximos días la posibilidad de convocar una concentración permanente a las puertas del Ministerio de Fomento hasta que su titular les reciba y les de una solución.

Concentración trabajadores AP1 en el peaje de Armiñón

En paralelo, doscientos trabajadores cuyo puesto de trabajo está ligado directa o indirectamente a los negocios de hostelería del trazado de la Nacional 1 entre Burgos y Miranda de Ebro miran con inquietud su futuro laboral. Uno de los portavoces de los hosteleros de este corredor, Miguel Ángel García Molla, cree que algunos se verán abocados al cierre y otros tendrán que reducir plantilla, al desviarse la mayor parte del tráfico por la que desde el 1 de diciembre dejará de ser autopista de peaje AP-1. Estima que solo en hostelería están en peligro 150 puestos de trabajo directos y 50 indirectos, en una zona muy castigada por la despoblación. A ellos se sumarían los más de 100 empleos de la concesionaria d ela autopista, que siguen en el aire y los empleados de varias estaciones de servicio del trazado de la carretera nacional que pueden ser inviables por la previsible merma de vehículos en la zona. García Molla asegura que nadie se ha dirigido a ellos para conocer su situación, pero sigue dudando que el peaje vaya a desaparecer. Dice que no lo creerá hasta que lo vea, porque hasta ahora todo se mantiene como estaba. No se ve ninguna actuación física en el trazado ni en las cabinas de peaje. El hostelero considera que la supresión del peaje no es la mejor solución, porque la AP-1 ya soporta unos 19.000 vehículos de media al día y llega a los 25.000 en verano y otros momentos punta. A ellos habría que sumar todo el tráfico de la Nacional 1.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?