Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

2-2. El CD Ibiza deja escapar vivo al Sant Rafel

0-1. La Peña también gana en Calvià

Imagen del partido jugado ayer en Sant Rafel /

Los jugadores del Sant Rafel acabaron el derbi sonriendo, a pesar de no habían sumado los tres puntos en casa, manteando a Germán que había jugado su último partido con el equipo. Los futbolistas del CD Ibiza salieron del campo jurando en arameo, con caras largas,  lamentando otra oportunidad perdida. El choque entre ambos conjuntos dejó más goles que juego, despistes inexplicables que se pagaron caros, un correcalles final con oportunidades desperdiciadas por los visitantes y lo peor, la grave lesión de deportivista Jaime, cuando llevaba unos segundos sobre el césped.

El CD Ibiza arrancó el encuentro con personalidad, adueñándose del balón, moviendolo con criterio, con un fútbol aseado y mostrándose claramente superior en el juego ante un Sant Rafel mermado por las bajas y que no olió la pelota en la primera media hora de partido. En el primer tiempo solo existió un equipo, pero la diferencia en el juego no se plasmó en grandes ocasiones. Solo una llegada de Ortiz que conjuró el guardameta Hugo saliendo de su área y un doble remate de Fajarnés, que ocupó la plaza del sancionado Moreno, que rechazó primero el portero local y un segundo disparo desviado. El colegiado, Alberto Morena ,tampoco quiso pasar desapercibido y poniendo la venda antes que la herida puso el listón alto a la hora de amonestar para evitar que el partido se le fuera de las manos. Se quedó corto sin embargo en una entrada de Gaddy a Fajarnés que desde la grada se vio de color naranja.

Hubo que esperar al minuto 35 para que se moviera el marcador. En un balón bombeado, el siempre solvente Hugo optó por despejar de puños un balón que podía blocar sin problemas. La pelota le cayó a Ortiz que remató de forma defectuosa y dejó un pase a Pau Pomar que se había sumado al ataque y cuyo disparo raso se coló mansamente. A veces una colección de errores acaba teniendo éxito.

El gol no cambió nada, porque se mantenía el dominio de Ibiza, que sin embargo fue incapaz de dormir el partido para llegar con ventaja al descanso. Y al conjunto de Vicente Román, con menos calidad en su plantilla lo que le sobra es intensidad, pundonor y sobre todo fe en una idea: lo único imposible es aquello que no intentas. Así que sacó petróleo en una jugada a balón parado cuando se llegaba al descanso. Una acción que retrató a la zaga visitante, fuera de foco, contemplativa, que no desaprovechó Pacheta, el más listo, para cabecear primero al palo y remachar después al fondo de la portería en la última acción de la primera parte.

El segundo tiempo arrancó diferente. El Ibiza seguía noqueado por el tanto encajado y el Sant Rafel empezó a tener posesión, porque Román acertó con un doble cambio con la entrada de Lucas y sobre todo Pavón, que dio más equilibrio a los locales en la zona ancha. Sin embargo los visitantes volvieron a adelantarse en otra jugada a balón parado. Una falta innecesaria de los locales al borde del área permitió a Terán colocar el esférico en el fondo de la red con un toque preciso. Pero el Ibiza no supo jugar con el marcador a favor y ya se sabe que uno es culpable del daño que se deja hacer. En otra acción sin aparente peligro en un saque lateral, Pau Pomar midió mal en el despeje y se llevó por delante a Diego. Vladi no perdonó desde el punto de penalti y volvía a equilibrar el marcador.

Racero movió el banquillo, pero su primer recambio, Jaime, solo pudo estar unos segundos en el campo al lesionarse de gravedad en una acción fortuita. Fue sustituido por Ramiro. Se llegó a la recta final del choque con un Sant Rafel valiente buscando llegar al marco de Contreras y dejando huecos para que el Ibiza pudiera sentenciar a la contra. Hasta tres acciones tuvo con superioridad numérica, pero Terán, Ramos, Ortiz y Ramiro eligieron siempre la peor opción. Se sucedían las ocasiones visitantes. Pudo marcar de falta Ortiz, pero se encontró de nuevo con Hugo y a Ramiro se le escapó un gol cantado. Nadie encuentra su camino sin haberse perdido varias veces. Una semana más y van tres seguidas (Binissalem, Poblense), los deportivistas desperdiciaban ocasiones claras ante la desesperación de su técnico y de los aficionados que acudieron a Sant Rafel. El Ibiza tiene mimbres pero no da con la tecla que distingue a los equipos se instalan en las primeras posiciones. Se desconecta en fases del partido, tras mostrarse superior y carece a día de hoy de la contundencia defensiva imprescindible para aspirar a las plazas de fase de ascenso. Pero quedan muchas jornadas y siempre queda el consuelo de que la decepción no mata, enseña.

El Sant Rafel en cambio demostró una semana más su espíritu combativo, litros de sudor y una garra extrema. Hay que saber ser feliz con lo que se tiene, porque de esta manera sigue sumando puntos.

0-1. La Peña no falla en Calvià.

La Peña Deportiva se mantiene firme en el liderato. Sumó tres puntos más en el campo del Platges de Calvià, gracias a un tanto de Vidal en la primera parte. El conjunto de Rául Casañ solo ha dejado escapar dos puntos en los desplazamientos, la igualada en Alcúdia. El equipo de Santa Eulària sabe conservar rentas mínimas porque solo ha encajado ocho goles en catorce partidos.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?