Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Guardia Civil sospecha que la muerte de la joven Laura Luelmo fue violenta

Los investigadores descartan que la causa fuera un accidente porque el cuerpo apareció tapado con ramas

Imagen de Laura Luelmo /

El cuerpo hallado este lunes en las proximidades de la localidad de El Campillo es el de Laura Luelmo, la profesora desaparecida desde el pasado miércoles. Fuentes oficiales de la investigación han asegurado a la Cadena SER que el cuerpo encontrado es del Laura Luelmo. Así lo han comprobado los agentes de la Guardia Civil en la inspección ocular realizada y así lo confirma la identificación de las huellas que se ha realizado durante este lunes.

Además, en declaraciones a los periodistas, la alcaldesa de la localidad onubense, Susana Rivas, ha confirmado que el cuerpo hallado es el de Luelmo: "Están recogiendo pruebas y simplemente nos han dicho que el cadáver es de Laura y que la investigación está abierta", ha dicho Rivas.

Sobre las causas de la muerte, estas mismas fuentes señalan a esta redacción que se descarta que el fallecimiento de la joven profesora se deba a un accidente. Los investigadores creen que se podría tratar de una muerte violenta porque el cadáver ha aparecido medio tapado con ramas. La alcaldesa de la localidad ha explicado que la zona en la que se ha localizado el cuerpo había sido "una de las primeras" en rastrearse, ya que es una zona que "no es de difícil acceso".

El hallazgo del cadáver lo avanzaba este lunes el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Gómez de Celis, que precisaba que se había producido en torno a las 12:00 horas y que lo había encontrado un vecino que había dado aviso a las autoridades. El mismo Gómez de Celis ha confirmado que la jueza ha ordenado el levantamiento del cadáver al ser identificada por la edad y por un tatuaje en el torso.

La última vez que se vio a la joven profesora, que había llegado desde Zamora a la localidad de El Campillo el día 4 de diciembre para cubrir una baja como profesora de un instituto local, fue el pasado miércoles, cuando abandonó su hogar con ropa deportiva en dirección a una zona montañosa. 

La familia de Luelmo denunciaba su desaparición un día más trade, el jueves, una vez que la profesora faltó a su puesto de trabajo. Fue entonces cuando la Guardia Civil procedió a hacer un registro en su vivienda y comprobó que faltaba su ropa deportiva, sus llaves y su teléfono móvil.

Durante el fin de semana, la Guardia Civil, recordó que el último rastro del móvil se registró a las 20:00 horas del miércoles a unos 9 kilómetros del pueblo, en una zona montañosa de difícil acceso situada a 9 kilómetros al norte de El Campillo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?