Últimas noticias Hemeroteca

Cercanías Madrid: Ocho días de incidencias y dos suspensiones de línea en los primeros nueve días de 2019

Las líneas C4 y C3 las más afectadas por incidencias en estaciones y catenarias, el 7 de enero fue el único día sin incidencias significativas

Cercanías Renfe en Madrid / ()

De nueve días de lo que llevamos de 2019 solo el 7 de enero el servicio funcionó con normalidad. Solo se produjo una pequeña incidencia y fue por la atención sanitaria de un viajero. No sabemos qué ocurrió el 1 de enero en la red de Cercanías porque ese día no se ofreció información a los usuarios.

El día 2 de enero a primera hora de la mañana se produjo una incidencia en las instalaciones de la estación de Fuencarral, lo que provocó demoras y cambios de destino en los trenes con destino Colmenar Viejo, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Finalmente se recortó el recorrido hasta Chamartín y se estableció un servicio de lanzadera entre Cantoblanco y Alcobendas. Cuando se produce una incidencia en la línea C4 “se contagia” el problema a la C3 ya que comparten trayectos.

La línea C3 es otra de las que ha registrado mayores incidencias en este inicio del año. El 2 de enero, acumuló averías, demoras, cambio de recorridos tanto en su paso por Ciempozuelos, como hacía Parla y Aranjuez durante 7 horas.

El 3 de enero también en plena hora punta de la mañana y debido a una incidencia mecánica en un tren en Las Margaritas, se produjeron demoras de Parla a Chamartín durante dos horas.

El 4 de enero y debido una incidencia en un tren en la estación de El Pozo, los trenes con destino Alcalá de Henares y Guadalajara sufrieron demoras.

El 5 de enero y debido a un problema técnico en un tren a la altura de Getafe Sector 3, circularon los trenes con destino Alcobendas, Sanse y Colmenar Viejo con demora durante algo más de una hora, de nuevo entre las 7:20 y las 8:40 de la mañana.

El día de Reyes, el 6 de enero, el regalo en forma de suspensión de línea se produjo en las C7, C8 y C10 por una caída de tensión en la estación de Pitis. No se recuperó la normalidad hasta más de tres horas después.

El miércoles 9 de enero, los usuarios de la línea C4 de Cercanías Madrid han sufrido una doble pesadilla. A primera hora de la mañana por un problema en la estación de Parla, los trenes con destino y origen Colmenar Viejo y Alcobendas-San Sebastián de los Reyes circulaban “con fuertes demoras en ambos sentidos”. A las 19:30h de la tarde, la otra hora punta del día y en esta misma línea de tren, se suspendía el servicio durante cerca de dos horas por la caída de la catenaria entre las estaciones de Fuencarral y Cantoblanco. A las 21:20h de la noche, Cercanías habilitaba una sola vía entre Cantoblanco y Chamartín y una lanzadera entre Alcobendas y Cantoblanco. Una situación que se alargó hasta el final del servicio.

Las protestas de los afectados por estas importantes incidencias en las redes sociales se contaban por cientos; la quejas generalizadas han sido las esperas de más de una hora en estaciones al aire libre como la de Fuencarral y en plena ola de frío, y la falta de información para poder tomar alternativas de transporte. En las redes sociales también hemos recogido la denuncia de usuarios de los aparcamientos disuasorios de Valdelasfuentes o Colmenar Viejo que utilizan el Cercanías para llegar hasta Madrid pero que necesitan el coche porque viven en la sierra o en barrios alejados de los polos principales del transporte público.

En la mañana de este jueves 10 de enero, por un problema en las instalaciones de la estación de Chamartín se han producido desvíos y fuertes demoras en los trenes con dirección Alcalá y Guadalajara. Este mismo mediodía, otro problema en la estación de Fuenlabrada producía nuevas demoras en la C5, aunque la incidencia ha sido solucionada en menos de una hora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?