Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

Sucesos

Muere una joven en Oviedo intoxicada por un escape de gas

Los vecinos del 17 de la calle Río Narcea fueron desalojados y trasladados al HUCA

Edificio de la calle Río Narcea de Oviedo en el que vivía la mujer fallecida por inhalación de humo. A la derecha del portal, el número 17, se observaban esta mañana las dos ventanas de la vivienda, un bajo, con las persianas bajadas totalmente. Por una de esas ventanas entró su madre que fue la que la encontró tirada en el pasillo ya muerta.

Edificio de la calle Río Narcea de Oviedo en el que vivía la mujer fallecida por inhalación de humo. A la derecha del portal, el número 17, se observaban esta mañana las dos ventanas de la vivienda, un bajo, con las persianas bajadas totalmente. Por una de esas ventanas entró su madre que fue la que la encontró tirada en el pasillo ya muerta. / Alejandra Martínez

La mujer fue hallada muerta por su madre en su domicilio ya de madrugada, en su domicilio, un bajo del número 17 de la calle Río Narcea en el barrio ovetense de Ventanielles. Todo apunta a que una mala combustión de la caldera de la vivienda produjo un escape de gas. El resto de vecinos del edificio, de 4 plantas, fueron trasladados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), al detectar los bomberos niveles altos de monóxido de carbono en todo el inmueble. Todos han podido volver a sus casas esta mañana. 

La joven de poco más de 30 años, pudo fallecer hace días. Fueron los vecinos del otro bajo del inmueble los que alertaron a su madre al observar que una de las ventanas del piso de la fallecida llevaba abierta dos días consecutivos a pesar del frío. Y así fue como su madre, preocupada, se acercó a la vivienda, tocó al timbre y al no tener respuesta de su hija entró por la ventana abierta ayudada por una escalera que le prestaron sus propios vecinos, y se la encontró tirada en el pasillo y ya sin vida.

El fatal desenlace congregó en el lugar a los servicios médicos, a la policía y a los bomberos que ante la sospecha de que la muerte fuera causada por inhalación de algún gas tóxico, confirmaron que el nivel de monóxido de carbono era muy alto en todo el inmueble, y procedieron a desalojar a todos los vecinos que fueron trasladados al HUCA por varias ambulancias para descartar problemas de salud, tal y como relataba otra vecina del tercer piso, cuya tía tuvo que ser tratada con oxígeno.

Todo apunta a que una mala combustión de la caldera del piso de la fallecida podría haber producido el escape de gas ya hace días. Algo que corroboraría que la mujer no era vista por sus vecinos desde hacía al menos dos días, y que otra joven residente en el edificio tras desmayarse el pasado miércoles fue trasladada del HUCA al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander donde tuvo que ser tratada en una cámara hiperbárica dada la grave intoxicación que presentaba. Este incidente lo achacaron a una pequeña estufa que podría estar estropeada, y solo ahora se relaciona con el escape que ha causado la muerte de una mujer.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?